Casas Reales

Sofía reinventa el vestido de lentejuelas en color azul 'Principado'

Sofía llega a Oviedo siempre con una sonrisa. La infanta proyecta esa imagen feliz y risueña. Va con ella. Cuando ha hecho su entrada al Teatro Campoamor, caminaba junto a Leonor. Han recorrido los 79 metros del pasillo azul y al llegar al escenario se han agarrado del brazo la una a la otra. Seis escalones. Los han subido a la par. Han mirado a su abuela, doña Sofía, que las contemplaba desde el palco de honor, en la parte izquierda del coliseo ovetense.

Leonor es la protagonista máxima, pero Sofía también tiene su sitio. La infanta ha encontrado su espacio en estos actos y su mano para subir las escalones junto a su hermana, sus miradas cómplices y su lenguaje no verbal le dan seguridad a Leonor. Son una piña.

Cambio radical de estilo de Sofía para esta ceremonia. Giro de guion, de aire, de texturas, de acabados y de todo. La infanta, altísima, ha lucido un brillante y renovado mini vestido cubierto en paillettes de color azul Principado.

El diseño va entallado en la cintura con un detalle de nudo plisado, que le da un poco de movimiento a la falda. Además, ha repetido los salones de Lodi que estrenó en el acto de la mañana.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments