Casas Reales

Bronca de Froilán en la discoteca a las 5 de la mañana y su amiga le calma: "¡Felipe, tranquilo!"

Noche del miércoles en Madrid. 5 de la madrugada. Discoteca Kapital de la calle Atocha. En uno de los palcos privados del local, Felipe Juan Froilán de Todos los Santos Marichalar y Borbón, con su gorra habitual y sus vestimenta sport, apura la noche en buena compañía.

Una chica y el hijo de la infanta Elena y Jaime de Marichalar disfrutan de su intimidad, excepto por algunas miradas ajenas de los pocos que aún siguen en la discoteca, un miércoles, a esas horas. Felipe de Marichalar es alumno del CIS The College for International Studies, la cara y exclusiva Universidad privada donde estudia desde hace años, sin que a sus 24 años haya podido terminar el último curso.

Unos jóvenes turistas de paso por Madrid están en el palco de al lado, le reconocen, y con su móvil le hacen unas fotos. El hijo de la infanta Elena se da cuenta, monta en cólera, les exige que le den su móvil y empieza la bronca. Otra más.

"Felipe, tranquilo", trata de calmarle su acompañante cuando el tono sube. La disputa se convierte ya en una verdadera pelea verbal, porque los "vecinos" de palco de Froilán se niegan a darle el teléfono. De algún modo, y tras un momento de máxima tensión, consiguen rebajar el tono. La bronca acaba en tablas y se restablece la calma. Es una noche normal del estudiante Froilán.

Antecedentes

Ser alumno de CIS The College por International Studies, donde Froilán estudia Empresariales desde hace cinco años, cuesta unos 20.000 euros el curso. Según un alumno que ha sido testigo de la trayectoria del primer nieto de los eméritos, Froilán es es "un pésimo estudiante". Ya hace un año, antes de que se marchara a estudiar a Inglaterra, se publicó que no se dejaba ver mucho por la sede madrileña del centro. "No suele venir. En dos años le he visto cinco veces", explicó un compañero. "Repitió primer curso y en la clase no apareció ni un día. Si no vas te suspenden, pero mientras sigas pagando... lo que te aguante tu bolsillo", aseguró.

Hace un año se publicó que tuvo problemas como ha ocurrido ahora en una salida nocturna por la que acabó en comisaría: "Han tenido que ir a buscarle a comisaría. Llamó Froilán porque lo habían metido en no sé qué problema y tuvieron que ir los jefes de la Policía de Madrid", dijo un testigo a Viva la vida en octubre de 2021.

Más veces

El sobrino del rey Felipe VI ya ha sido en otras ocasiones protagonistas de bronca a las puertas de una discoteca madrileña. Otro testigo grabó las imágenes emitidas en su día en televisión, del hijo mayor de la infanta discutiendo y muy encendido con otro joven, otra pelea verbal en la que no faltaron empujones y amenazas verbales por parte de ambos.

Según el testigo que supuestamente proporcionó las imágenes a Sálvame, Froilán se encaró: "¿Me vas a pegar tú? Tócame". Ante estas palabras, el chico le respondió: "Eres el nieto del Rey, no te voy a tocar. Pero tócame tú y así será defensa propia". "Me estás empujando tú. Yo no te estoy tocando. Ten cuidadito. No me toques", zanjó el nieto mayor del rey Juan Carlos. Mientras tanto, los amigos del primogénito de la infanta Elena le intentaban calmar como pasó este miércoles. La diferencia es que ahora tiene 24 años y aquella peleílla, cuya imagen aparece arriba, fue con 19. 

En aquella ocasión el testigo dijo que había compartido las imágenes porque quería que se viese "cuál es el comportamiento habitual de Froilán" cuando sale por la noche. "Tenían un problema personal entre ellos. Vino la policía y los separaron. Froilán iba como un poco subido, no sé si es su personalidad, pero iba un poco de superior. Era muy extraña su forma de actuar, pero siempre te puedes calentar", aseguró entonces el joven.

Lea también: Froilán y Victoria Federica, multados con apenas veinte minutos de diferencia por aparcar mal sus cochazos

Froilán se convirtió en uno de los miembros más polémicos de la Casa Real al cumplir la mayoría de edad. Peleas, chicas, noches de botellón, viajes. 

 Tras una época muy convulsa, le cedió el testigo a su hermana, Victoria Federica, que también comenzó a despuntar en la noche para luego convertirse en influencer, hacer portadas de revistas y ser la reina de las fiestas más glamourosas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud