Casas Reales

Harry y Meghan sufren las consecuencias de sus actos: apartados de la recepción de Estado en honor a Isabel II

Dos años han pasado del Megxit, el momento en el que el príncipe Harry y su mujer Meghan Markle anunciaron su retiro de la realeza británica en enero de 2020. Desde entonces, el matrimonio vive en Estados Unidos con sus dos hijos, Archie, de tres años, y Lilibeth, de uno.

Lea también: Harry se cabrea con su padre y celebra su cumpleaños solo con Meghan: la última gran bronca de los 'royals'

Estar fuera de la corona significa asumir también que hay situaciones en las que, por mucho que se quiera, el protocolo manda. Esto es lo que ocurre en la recepción de Estado que se celebrará en honor a Isabel II este domingo, 18 de septiembre.

Los duques de Sussex se quedan fuera de la lista de invitados a la cena que reunirá a líderes mundiales y a miembros de la realeza extranjera antes del funeral de Estado de la monarca el lunes 19. 

Según Daily Mail, el hermano del príncipe Guillermo y su mujer tenían invitación, pero funcionarios del Palacio de Buckingham insistieron en que la recepción era sólo para miembros de la realeza en activo y, por tanto, no deberían estar.

Este viernes, saltaba la noticia de que el hijo menor de Diana de Gales había mantenido una fuerte discusión con su padre, Carlos III, por no concederles el título de 'Su Alteza Real' a sus dos hijos, que solo llevarán el de 'príncipe' y 'princesa'.

No obstante, horas después, trascendió que el nuevo rey dio permiso a Harry para que lleve el uniforme militar durante la vigilia que los nietos de la soberana van a celebrar este sábado pese a que se le prohibió usar el uniforme después de que se apartase de sus deberes reales. La confusión en torno a la presencia de Harry y Meghan en los actos oficiales apunta a problemas de comunicación entre el matrimonio y la Casa Real.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments