Casas Reales

"Fue muy difícil": Guillermo, atormentado por el funeral de su madre en el cortejo fúnebre de Isabel II

Reino Unido llora desde el pasado jueves 8 de septiembre a su soberana más longeva, Isabel II. El príncipe Guillermo, nuevo duque de Cornualles, se ha sincerado con algunas de las miles y miles de personas que estos días ocupan las calles de Londres para despedirse de la monarca y arropar a los royals británicos en su acercamiento al pueblo.

Lea tambiénMeghan Markle y Kate Middleton, unidas en el dolor y la desazón ante el féretro de Isabel II

Tal y como recogen los tabloides británicos, una ciudadana le dijo que la reina estaría "orgullosa" de él y que los actos del miércoles, cuando se celebró la histórica capilla ardiente, debieron ser "duros" para él.

El marido de Kate Middleton no ocultó su desolación ante esta desconocida. Reconoció que este momento le recordó al vivido en 1997, cuando caminó detrás del ataúd de su madre junto a su hermano, el príncipe Harry: "Fue muy difícil". Cuando murió Lady Di en el trágico accidente del Puente del Alma en París, Guillermo tenía 15 años y el pequeño, 12.

Lea también - Histórica capilla ardiente de Isabel II en Londres, su velatorio en cifras: colas de 30 horas en Westminster

El cortejo fúnebre de Isabel II tuvo lugar el miércoles desde el Palacio de Buckingham. El féretro llegó a Londres desde Escocia, donde la soberana perdió la vida en su residencia de Balmoral a los 96 años. Los duques de Cornualles y los de Sussex (Harry y Meghan) volvieron a protagonizar una imagen histórica. En estos momentos críticos para su familia y el pueblo británico, son capaces de dejar a un lado sus diferencias.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.