Casas Reales

Los hijos de Harry y Meghan serán príncipe y princesa: los cambios de títulos en la familia real tras la muerte de Isabel II

Conmoción en el mundo entero por el fallecimiento de Isabel II este jueves, 8 de septiembre, en el Castillo de Balmoral (Escocia) a los 96 años. La muerte de Su Majestad supone muchos cambios, entre ellos, los nuevos títulos que asume la familia real británica.

Lea también: La operación 'funeral de Estado' de Isabel II o el día D+10: esta es la agenda

El más importante, el del nuevo rey: su hijo Carlos de Inglaterra, se convierte en el Rey Carlos III y su mujer, Camilla Parker-Bowles, pasa a ser la reina consorte, tal y como Isabel II deseaba.

El ducado de Cornualles, hasta ahora propiedad de Carlos y Camilla, ha pasado a Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton. Asimismo, a Guillermo le corresponde el título de Príncipe de Gales. No obstante, no será hasta que se lleve a cabo la coronación de su padre cuando se haga oficial.

Uno de los cambios de título más significativos será el de los hijos de Harry y Meghan. Archie, de tres años, y Lilibeth, de uno, son ahora príncipe y princesa. Así está estipulado en los protocolos establecidos por el rey Jorge V, abuelo de la reina Isabel II: los hijos y nietos de un soberano tienen el derecho automático al título de príncipe o princesa.

Durante aquella famosa entrevista de los duques de Sussex con Oprah Winfrey, Meghan manifestó su preocupación porque Archie no tuviera protección policial ya que consideraba que le negaban el título de príncipe "por motivos raciales" (título que que sí tienen los hijos de los duques de Cambridge desde que nacieron). 

No obstante, todo se debe a dichos protocolos, por lo que solo el hijo mayor de Guillermo y Kate, George, como bisnieto del monarca en la línea directa de sucesión al trono, tenía originalmente derecho a ser príncipe. Pero sus hermanos, Charlotte y Louis, asumieron también el título por una patente firmada por la reina el 31 de diciembre de 2012.

Salvo que Carlos III así lo decida, ningún otro miembro de la familia cambiara sus títulos. Sin embargo, los medios británicos apuntan a que es probable que el duque de Wessex, Eduardo, asuma también el ducado de Edimburgo, título que llevaba su padre Felipe hasta su muerte en abril de 2021.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments