Casas Reales

La imagen de la desolación: Harry llega solo a Balmoral tras la muerte de su abuela

No ha podido despedirse de ella. Según los tabloides británicos no ha sido el único, pero Buckingham Palace ha tenido la deferencia de esperar la llegada de su hermano y sus tíos antes de anunciar públicamente la muerte de Isabel II. A él, no. El príncipe Harry ha llegado al castillo de Balmoral dos horas después del anuncio y lo ha hecho solo y con semblante visiblemente abatido. Meghan Markle no ha podido acompañarle, se ha quedado en Londres con sus dos hijos a la espera de instrucciones, al igual que Kate Middleton.

El duque de Sussex ha volado solo desde la capital británica mientras que su hermano, Guillermo, y sus tíos, Andrés, Eduardo y Sofía de Wessex, han compartido un jet privado que llegaba al aeropuerto de Aberdeen alrededor de las siete de la tarde. Apenas media hora después, las redes sociales de Buckingham Palace anunciaban la trágica noticia: "La reina ha fallecido en paz esta tarde en Balmoral. El rey y la reina consorte permanecerán en Balmoral esta noche y regresarán a Londres mañana".

Harry llegó al castillo en un coche oficial y acompañado por dos miembros de la escolta real, tapándose el rostro con la mano para ocultarlo a los periodistas que esperaban a las puertas de Balmoral. Según The New York Post, la ausencia de Meghan no se debe a razones siniestras, sino al rápido desenlace de los acontecimientos.

Los que sí pudieron acompañar a la reina en sus últimas horas de vida fueron sus hijos Carlos y Ana. Ambos se encontraban en Escocia para cumplir con sus compromisos y lo cancelaron todo ante la llamada de los médicos esta mañana, que advertían de un serio empeoramiento en la salud de la soberana.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments