Casas Reales

Las grandes pasiones de Isabel II: de la tarta de faisán a su religiosa copa de ginebra

Aparte del amor hacia sus hijos y la Corona, Isabel II ha ocupado su tiempo en desarrollar grandes aficiones. Se sabe que tiene una de las mejores colecciones de sellos y monedas del Reino Unido, solamente uno de sus sellos, de los primeros aparecidos en las Islas Mauricio, una edición rarísima y limitada, está valorado en dos millones de euros. Se lo regalaron en el año 2002, tras celebrar el Jubileo de Oro de su reinado. La reina ha fallecido este jueves 8 de septiembre a los 96 años.

Lea también Carlos de Inglaterra, de 73 años: su paso hacia la sucesión de Isabel II

Otras de sus pasiones a lo largo del tiempo siempre han sido las de montar a caballo, la lectura de libros históricos, la botánica y el cultivo de plantas en los jardines de sus palacios, y los animales, especialmente sus perros, a los que toda su vida ha cuidado con mimo.

Lea también - Toda la familia arropa a Isabel II: hasta el príncipe Harry y Meghan Markle aparcan sus asuntos para estar con ella

Se llegó a publicar que les daba de comer solomillos de ternera y pechugas de pollo. Todo ello cocinado por un chef. Entre sus alimentos favoritos, las tartas con faisán, el paté, los huecos revueltos, cualquier plató que contenga pescado y la mermelada de frambuesa.

Al igual que solía hacer su madre, la fallecida Isabel Bowes Lyon, su hija tiene costumbre de tomarse una copa de ginebra con hielo cada día. Y tampoco desdeña un buen gin tónic.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments