Casas Reales

El secreto de Letizia para tener unas piernas de película a punto de cumplir medio siglo

La reina Letizia y sus dos hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, fueron a cenar de nuevo este domingo con doña Sofía, mientras Felipe VI asistía en Bogotá a la toma de posesión del nuevo presidente colombiano. La Reina causó sensación en esta salida porque eligió un vestido mini, enseñando más pierna de los habitual, para acudir con las niñas y la suegra al restaurante Beatnik Palma.

El local escogido por las mujeres de la Familia real en esta ocasión pertenece al hotel Puro, en un palacio del siglo XVIII, en el casco antiguo de Palma, en el barrio de Sa Llotja. El plan incluyó además un paseo por el mercado de artesanía cercano, donde se detuvieron en puestos de joyas y de jabones naturales.

Pero lo más comentado ha sido el atuendo veraniego y muy alegre de la Reina, un minivestido de Zara, de 29 euros, que nos ha permitido confirmar que la mujer del Monarca, que cumple medio siglo en poco más de un mes, tiene unas piernas de cine, tonificadas y por supuesto muy bronceadas

En esta ocasión, poc caso se le ha hecho a u clutch con tejido Ikat mallorquín o tela de Lenguas, de Feel Mallorca (47 euros). Más que nada porque ya lo había estrenado el pasado viernes por la noche junto a su vestido floral de Mango. La Reina volvió a escoger la comodidad en los pies y se calzó sus alpargatas en color rosa chicle, modelo Saladeta de Clooui (129 euros), las mismas que había visto a finales de mayo durante su visita a la Feria del Libro de Madrid. No faltaron sus pendientes de aro y su anillo de Karen Hallam.

¿Cómo lo hace?

Pero la noticia está en las piernas. Estamos acostumbradas a admirar los impresionantes brazos de la Reina pero no es ni mucho menos habitual ver a la ex periodista con un vestido tan corto. Y la pregunta obligada es ésta: ¿Cómo lo hace?

Los expertos son unánimes: a partir de los 30 años, el cuerpo humano comienza a perder masa muscular, y esa tendencia irreversible continúa imparable: por cada década que transcurre se pierde entre un 3% y y un 8%.

Sin embargo, se puede retrasar el proceso con el adecuado entrenamiento. El ejercicio físico que genera impacto es una protección contra la osteoporosis.

Por contra, la vida sedentaria acelera el envejecimiento y es gran amiga de la flacidez. Si bien el paso del tiempo es una variable que no podemos evitar, mantener la vida activa nos ayudará a ser más sanos y saludables.

La temida osteoporosis, es decir, la pérdida de fuerza ósea, así como la sarcopenia, o sea, la ya citada pérdida de masa muscular, se pueden prevenir y es más que posible mantener unas piernas de exposición pasado el medio siglo.

La constancia es uno de los conceptos a tener más en cuenta: no se trata de pegarse palizas entrenando sino de mantener una buena progresión. Tanto el hueso como el músculo requieren una carga regular y progresiva en el tiempo para ser capaces de mantener o aumentar su densidad. Salvo personas acostumbradas a hacer deportes, a quien empieza pasados los 40 o cerca de los 50, y con objeto de evitar lesiones, le conviene comenzar con entrenamientos de fuerza de baja resistencia, ejercicios monoarticulares y movimientos en las llamadas máquinas guiadas.

Pasado un tiempo prudencial, y cuando se vaya ganando confianza, se puede evolucionar hacia movimientos poliarticulares y con autocargas. Nos referimos a trabajos de fuerza, con empujes o tracciones.

Por supuesto, cuidar la alimentación es esencial. Como el todo el mundo sabe, la reina Letizia es extremadamente sana a la hora de elegir su dieta, lo cual le produce sin duda beneficios que su cuerpo agradece: reduce los excedentes de energía consumida en forma de grasa y por tanto no la almacena en su organismo.

La tabla perfecta para tener unas piernas perfectas a los 50

Contra la pereza, conviene planificar rutinas, el mejor sistema para desterrar el sedentarismo. Aunque caminar es saludable, no es en sí un ejercicio suficiente porque normalmente no genera un esfuerzo extra. Vara notar los beneficios hay que variar intensidades: no es igual andar en llano que subir cuestas, alargar el trayecto o forzar el ritmo. 

Sin necesidad de elementos extras hay tablas ideales para cuidar las piernas. Desde la sentadilla isométrica apoyado en la pared, hasta sentarse y levantarse de la silla. Salta a la vista que la Reina sabe qué ejercicios hacer para conseguir ese aspecto tan atlético de sus piernas y no digamos de sus brazos (los los bíceps de la Reina Letizia han sido objeto de comentario en la prensa internacional).

Se sabe que la reina practica yoga, zumba, bici estática y que entrena en el gimnansio de Zarzuela de forma habitual. Siempre que le preguntan por el secreto de su saludable aspecto ella aconseja hacer fondos de tríceps en la pared. La Reina realiza ejercicios de curl de bíceps con pesas, barra o TRX, un día sí y otro no. Ella siempre recomienda que hagan fondos de tríceps en la pared. No se necesita más que el peso del propio cuerpo y una pared, ese es su ejercicio favorito. Pero, ¡ojo! Hay que hacerlo siempre.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin