Casas Reales

Carlos de Inglaterra, implicado en otro escándalo: recibió 1,2 millones de euros de la familia Bin Laden

El heredero al trono británico vuelve a estar salpicado en otro escándalo de dinero. Según el diario The Sunday Times, Carlos de Inglaterra recibió en 2013 un donativo de un millón de libras (1,2 millones de euros) para sus organizaciones benéficas de la familia de Osama bin Laden.

Lea también: Sale a la luz el mensaje de WhatsApp que Piqué le envió a Shakira tras anunciar su ruptura

El hijo mayor de Isabel II recibió el dinero de Bakr bin Laden, el patriarca actual de la familia saudita, y su hermano Shafiq, ambos hermanastros por parte de padre de Osama, en su residencia oficial de Clarence House.

Tal y como aclara el citado medio, a ninguno de los hermanos Bin Laden se le ha relacionado con el terrorismo, pero la noticia ha suscitado un revuelo en la sociedad británica por su filiación con el responsable de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, que murió en 2011 en una operación militar liderada por dicho país.

El padre de Guillermo y Harry aceptó la donación pese a las advertencias de sus asesores, que le dijeron que "no seria bueno para su reputación". Sin embargo, según el diario británico, Carlos creyó que rechazarlo sería "embarazoso" de cara al magnate saudí.

Los 1,2 millones de euros se depositaron entonces en la cuenta del Fondo Benéfico del príncipe de Gales (PWCF), a través del banco de la monarquía británica, que distribuye subvenciones a organizaciones sin ánimo de lucro.

El marido de Camilla ya fue noticia hace un mes cuando salió a la luz que, entre 2011 y 2015, también aceptó un total de tres millones de euros por parte de un jeque árabe, concretamente de Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani, exprimer ministro de Qatar.

Una información que Carlos aclaró rápidamente mediante un portavoz de palacio: "Dicha cantidad de dinero fue entregada de inmediato" a una de sus organizaciones benéficas, las cuales "tienen una gestión apropiada y siguen todos los pasos correctos".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.