Casas Reales

La ausencia de Charlene y la elegancia de los Grimaldi, lo más reseñable del Baile de la Rosa de Laboutin

Después de dos años de cancelación por el Covid-19, el Baile de la Rosa ha regresado este viernes 8 de julio. El evento organizado por la Fundación Princesa Grace ha reunido a los Grimaldi. Eso sí, con la ausencia de Charlene, la 'primera dama' del Principado.

Como viene siendo costumbre, a la ex nadadora la ha sustituido Carolina de Mónaco en este Baile, creado por Grace Kelly, y que suele celebrarse en marzo. Esta vez, ha tenido lugar en julio por el covid. La mujer que está casada con Ernesto de Hannover decidió posponerlo por la pandemia. La anfitriona de la velada es Carolina, a quien le sientan fenomenal sus canas, igual que su vestido en print marrón, que ha combinado con una chaqueta negra, un bolso tipo pluma rosa y un collar largo.

El organizador elegido por Mónaco para el Baile ha sido este año el famoso diseñador de zapatos Christian Louboutin, y lo ha hecho con el tema 'Vuelta a los años 20'. La princesa Carolina y el diseñador han creado un espacio rosa de ensueño.

Carolina no ha contado como decíamos con la presencia de su cuñada, pero sí ha estado acompañada por su familia. Su hija Carlota Casiraghi, que asistía a la velada acompañada por su marido, Dimitri Rassam, ha cambiado de imagen y la hemos visto con el pelo más corto y recogido.

Como no podía ser de otra manera, teniendo en cuenta que es imagen de Chanel y cobra una fortuna de la firma, su estilismo lleva el sello de la maison francesa, en concreto, de la colección Haute Couture primavera/verano 2022. La princesa ha elegido un dos piezas formado por top blanco con un lazo negro e incrustaciones y una falda terminada con flecos. El clutch, también de Chanel, en negro, como el lazo. 

La princesa Alexandra ha posado en el photocall junto a su novio, Ben-Sylvester Strautmann, y es la primera vez que posa con él en público aunque que llevan años juntos. La hija de Carolina y Ernesto de Hannover ha elegido un modelo de Giambattista Valli en rojo y blanco, los colores de la bandera de Mónaco, un tul con escote en pico y falda abullonada, llevaba el pelo recogido en un moño y pendientes de diamantes.

Tatiana Santo Domingo  ha preferido para esta velada un diseño de la firma británica Temperley London, el modelo Bardot, con la espalada al aire, peinada con ondas, también con pendientes de diamantes. Esta nuera de la princesa Carolina es pura sobriedad. 

La otra, la italiana Beatrice Borromeo, ha preferido un diseño gris, sin mangas, de cuello alto, con un estampado de flores. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin