Casas Reales

Corinna Larsen o cómo atrincherarse en su casa de Londres por miedo a ser espiada

El juez del Tribunal Superior de Justicia británico Matthew Nicklin acordó el pasado marzo la inédita decisión de retirar la inmunidad a Juan Carlos I, una determinación que va a marcar el futuro judicial del rey emérito. El magistrado también confirmó que el ex jefe del Estado no podía recurrir el proceso abierto por presunto acoso a Corinna Larsen. Ahora hemos sabido, según El País, que la princesa alemana implementó sistemas de seguridad en su casa de Londres por temor a ser víctima de espionaje por parte del CNI español.

En su demanda, la ex amiga íntima del monarca pidió a los tribunales británicos que reclamaran al emérito una indemnización, cuyo montante no ha trascendido, por los costes de su tratamiento médico de salud mental, por la "instalación de medidas de seguridad personal y servicios diarios de protección" y por la contratación a "ex diplomáticos y ex funcionarios del Gobierno" para que interviniesen con el fin de "poner fin al acoso" que ha dicho haber recibido por parte de Juan Carlos I.

Según publica ahora El País, la empresaria alemana de origen danés instaló sistemas informáticos de seguridad en sus teléfonos móviles y encargó un "barrido" de su vehículo por miedo a que ser espiada por el servicio secreto español. Estas pruebas están recogidas en correos electrónicos de Larsen al director de la agencia de detectives suiza Alp Services, según cita el diario. Además, Corinna achacó "al enemigo" sus problemas de fianzas con los bancos, que trataban de colapsar sus cuentas.

Larsen hará uso de todas estas pruebas en la demanda que presentó contra el padre de Felipe VI por presunto acoso. Hay que recordar que la defensa del rey emérito alegó previamente ante el juez que Juan Carlos I gozaba de inmunidad y que la justicia británica no era competente para atender la demanda presentada por Larsen. Pero Nicklin, en su auto del 24 de marzo, determinó que el emérito no goza de tal inmunidad en Reino Unido tras su abdicación y que por tanto podía seguir adelante la demanda por presunto acoso.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Shake
A Favor
En Contra

Y para aferrarse con uñas y dientes a los Eur 60m que el estúpido Juancar le dió para que se los guardara; lo dijo Shakespeare: loco es el que cree en juramento de ramera.

Puntuación 1
#1