Casas Reales

Impactantes fotos de Juan Carlos I y el pequeño de Corinna: tarde de juegos como si fuera su hijo

Nunca antes habíamos visto una escena tan familiar y cotidiana de don Juan Carlos con Alexander, el hijo de su amante danesa, Corinna Larsen. El entonces Rey y el pequeño se encuentran en un rincón discreto del madrileño monte de El Pardo. Están rodeados de pinos, cerca de La Angorrilla, la casa de caza donde vivió la danesa durante cuatro años. Juegan juntos y transmiten una intimidad cristalina. En las imágenes, que publica OK Diario, el padre de Felipe VI interactúa con el pequeño como si fuera su hijo.

Juan Carlos I, que viste una camisa azul y lleva las mangas remangadas, sostiene en su mano izquierda una piña de piñones mientras Alexander trata de hacerse con ella. El entonces jefe del Estado sujeta una cámara de fotos con la mano derecha, la misma que luego emplea para hacer unos retratos a su amiga íntima y al hijo de esta.

Don Juan Carlos, de rodillas, enfoca la lente y dispara. Corinna, con vaqueros, posa como una musa contenta y feliz con su pequeño, que se coloca entre sus brazos. Están sentados en el suelo y la postura que adoptan es la de una madre protectora, que cobija a su hijo. Por las fotos, Alexander debe de tener unos 5 años.

Estas imágenes tienen el valor de la naturalidad y la espontaneidad. Juan Carlos y Alexander no están posando para una cámara. Simplemente juegan con una piña en el monte. Antes hubo otra foto, de aquella misma época, que publicó Paris Match y que sí es un retrato posado. El entonces monarca está preparando una barbacoa con el hijo de Corinna. La empresaria danesa ocupó el refugio de guardas forestales, a unos 19 kilómetros del Palacio de La Zarzuela, hasta 2012, año en que tuvo que abandonar España. Alexander es hijo de la danesa y del príncipe Casimir Zu Sayn-Wittgenstein.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin