Casas Reales

El príncipe Guillermo, a punto de cumplir 40, relata su experiencia de voluntario vendiendo en la calle una revista solidaria

El duque de Cambridge, segundo en la línea de sucesión al trono, cumple este martes 21 de junio 40 años. Un cumpleaños que le llega en un momento en el que la popularidad de su abuela, la reina Isabel II, alcanza cotas muy altas, gracias al Jubileo de Platino. Este lunes 20 de junio, Guillermo ha compartido la portada de la revista Big Issue, una publicación benéfica que recauda fondos para personas sin hogar, de la que es patrono. El príncipe, que recorrió las calles de Londres vendiendo la revista (a 3 libras) junto a otros sin techo, relata ahora cómo ha sido experiencia como voluntario.

"Tenía 11 años cuando visité por primera vez un refugio para personas sin hogar con mi madre (Diana de Gales)". Así empieza el relato de Guillermo en la revista solidaria. "Me niego a creer que la falta de vivienda es un hecho irrevocable de la vida. Es un problema que se puede resolver, pero que requiere un enfoque continuo y una red de apoyo integral", relata en la publicación, donde posa con su chaleco rojo de voluntario. 

El heredero millennial

Según las encuestas, la imagen pública y social de Guillermo goza de una mejor valoración que la de su padre, Carlos, de 73 años. El príncipe es el heredero millennial llamado a regenerar la monarquía, darle un aire nuevo adaptado a los nuevos tiempos. Además, tiene como misión reconectar la institución con las generaciones más jóvenes, que son las que están más alejadas de la monarquía. Esta es su hoja de ruta, según publica Daily Mail.

Al igual de Carlos de Inglaterra, el duque de Cambridge tiene la idea de que reducir la familia real es la mejor fórmula para salvaguardar la institución y preservar su permanencia. Estos planes de restringir los miembros de la familia al mínimo imprescindible es una consecuencia de los escándalos de su tío Andrés por su conexión con el caso Epstein y la red de tráfico sexual de menores. Según publica la analista de casa real Rebecca English en el rotativo, Guillermo presionó para que el duque de York no asistiera a la ceremonia de la Orden de la Jarretera, acto en el que Camilla fue investida dama real.

Guillermo y Carlos han hecho piña contra Andrés para que este no ejerza un papel de representación de la casa y para que no aparezca en la foto. Ya bastante disgusto les causó a los dos herederos al trono, la imagen de la reina caminando por el pasillo central de la abadía de Westminster del brazo de Andrés en el funeral del duque de Edimburgo, el pasado 29 de marzo. Se quedaron "en shock" y mostraron su "consternación" después de ver ese acercamiento y aceptación de Isabel II hacia su hijo, hasta entonces repudiado y despojado de títulos y honores militares.

Otro de los cambios que planea Guillermo es romper con la cultura del silencio, que forma parte de los pilares estructurales del reinado de su abuela. Según el mencionado diario, el príncipe cree que esta política que ha funcionado bien durante tantas décadas debe ser adaptada a los nuevos tiempos. Hay trabajar en las vías de la comunicación para reconectar con la sociedad, sobre todo con los jóvenes.

Según una encuesta reciente de Ipsos sobre la popularidad de la monarquía, la reina, de 96 años, sigue ocupando el corazón de los británicos y se mantiene en lo más alto del ránking. La soberana es seguida por su nieto Guillermo y por Kate, que se sitúan por delante de Carlos y su mujer, Camilla.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin