Casas Reales

La garganta profunda de Buckingham: 30 años del libro sobre Diana que provocó cambios tectónicos en palacio

El texto de Andrew Morton Diana, su verdadera historia hizo retumbar las paredes de Buckingham. Fue en junio de 1992. El escritor y periodista sacaba a la luz el desolador testimonio de una princesa infeliz y devastada por su matrimonio fracasado con Carlos, su enfermedad bulímica y sus intentos suicidas. Han pasado 30 años desde este relato de Morton, que por primera vez abría los ojos a una sociedad británica, ajena al infortunio de su princesa más triste. Este cumpleaños editorial coincide, además, con el 25º aniversario de la trágica muerte de Lady Di, el próximo mes de agosto.

En diciembre de 1992, meses después de que el libro de Morton se convirtiera en un best seller en el país, el príncipe de Gales y su mujer anunciaban, a través de un comunicado, su separación oficial. Fue el contundente desenlace de un matrimonio infeliz, formado por tres personas: Diana, Carlos y su amante, Camilla Parker-Bowles. "Una multitud", zanjaría años más tarde la princesa en aquella polémica entrevista que concedió en 1995 a la BBC.

Para entonces, la sociedad conoció a través de las páginas de Morton, que Di había sufrido inestabilidad emocional, que había caído en la anorexia nerviosa y en la bulimia y que había intentado quitarse la vida en cinco ocasiones. Pese a que cundió entre los lectores y los medios la idea de que el contenido del libro de Morton estaba basado en la rumorología, la muerte de Diana, en agosto de 1997, precipitó la gran revelación del autor: su fuente era la propia princesa, la garganta profunda de Buckingham. Para Di aquellas confesiones de sus peores años de matrimonio tuvieron un efecto liberador. Encontró luz en su túnel y también encontró el amor en los brazos de Dodi Al Fayed. El millonario egipcio, propietario de Harrods, murió con ella en el terrible accidente de coche en París el 31 de agosto de 1997.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin