Casas Reales

El porqué del radical cambio de vida Guillermo y Kate: dejan el cuartel general de Londres y se mudan a la casa de campo de Windsor

Se avecinan cambios para los duques de Cambridge. Guillermo y Kate quieren estar más cerca de Isabel II y planifican mudanza. Los planes pasarían por dejar su cuartel general del Palacio de Kensington en Londres e intalarse en la casa de campo Adelaida, situada a diez minutos del Castillo de Windsor, publica Daily Mail.

La mudanza se llevaría a cabo este verano. Adelaida, construida en 1831, es de estilo pintoresco y romántico. Para la monarca sería la mejor noticia, ya que tendría a los duques y a sus tres bisnietos (George, Charlotte y Louis) a tan solo unos minutos de distancia. "La reina necesita más gente como Guillermo a su lado. Con frecuencia está sola, a excepción del personal", además de los ayudantes que trabajan en Windsor, argumenta la directora de Majesty Magazine, Ingrid Seward para el rotativo. Abajo, dos imágenes de los actos del Jubileo de Platino de la reina.

No buscan una casa ostentosa

Fuentes cercanas a palacio revelan al diario que el hijo mayor de Carlos de Inglaterra y su mujer tienen el deseo de estar cerca de la monarca, de 96 años, que en los pasados meses ha sufrido "problemas de movilidad" propios de su edad. Adelaida está a diez minutos del castillo donde la reina ha fijado su residencia y es la vivienda que mejor se adapta a sus necesidades, ya que cuenta con cuatro habitaciones. Los duques no precisan más espacio porque no disponen de personal interno. "Solo buscan una casa bonita con un colegio cerca", revelan desde el entorno a The Sun. "No quieren nada ostentoso ni que requiera una renovación".

El nuevo fichaje de los duques: un gurú de la comunicación

Esta determinación de los duques de cambiar de aires hacia una vida más sencilla e instalarse en un entorno natural, en una casa de campo a diez minutos de su abuela, no parece estar sujeta al azar. La mudanza coincide casualmente con la aparición en escena del  fichaje de Guillermo y Kate, Lee Thompson, el nuevo responsable de su imagen pública. Thompson, de 34 años, estudió Política y Estudios Parlamentarios en la Universidad de Leeds (Reino Unido). Tal y como publica Tatler, trabajó en comunicación en Freuds y después fue nombrado director internacional de comunicación de la CNBC. Este gurú de la comunicación e imagen pública es triatleta.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments