Casas Reales

Harry no se quedó con su abuela hasta final del Jubileo: se marchó con Meghan y los niños sin hacer "fanfarria"

La presencia del príncipe Harry y Meghan Markle era una de las más esperadas durante el Jubileo de Platino de la reina Isabel II. Los duques de Sussex hicieron su aparición estelar el pasado viernes en la Catedral de San Pablo, y más allá de este evento, han mantenido un discreto segundo plano.

Lea también Primera imagen oficial de Harry y Meghan en el Jubileo de Platino: el luminoso look blanco nupcial de la duquesa en su reaparición en Londres

Este domingo, los dos abandonaron Reino Unido. Lo hicieron antes de que la soberana se asomara al balcón de Buckingham con el príncipe Carlos, Camilla, Guillermo, Kate y los tres hijos de estos para poner el broche de oro a las celebraciones. Regresaron a Estados Unidos, donde establecieron su residencia hace más de dos años, cuando salieron de la familia real británica.

Daily Mail asegura que el hijo menor de Lady Di y su esposa abandonaron Reino Unido en un avión privado que partió desde el aeropuerto de Farnborough, ubicado en el oeste de Londres, alrededor de las 13:30 de este domingo.

Lea tambiénDuelo de duquesas: el estilo lady en amarillo pastel de Kate Middleton vs el look cinematográfico de Meghan

Una hora después, comenzó, en pleno corazón londinense, la gran fiesta final del Jubileo de la monarca. Harry y Meghan se largaron sin hacer mucho ruido, para que la atención se volcara en la gran protagonista del día: "No hubo fanfarria, simplemente se fueron", señala una fuente cercana al tabloide. 

El Jubileo de Platino de Harry y Meghan

Ambos llegaron a Reino Unido a mediados de la semana pasada. Se alojaron en Frogmore Cottage, la que fuera su residencia oficial antes del Megxit. Durante estos días han estado con sus dos hijos, Archie (3) y Lilibet (1), que también viajaron a Londres.

Se trataba de la primera visita de la pequeña a Reino Unido y precisamente coincidió con su primer cumpleaños. Fue el 4 de junio y sus padres los celebraron con una fiesta privada y "relajada" en Windsor, según el mismo diario. No obstante, no han aparecido con sus padres en público. 

Meghan y Harry, oficialmente, tan solo estuvieron presentes en el servicio de Acción de Gracias del pasado viernes en la Catedral de San Pablo, donde la duquesa de Sussex protagonizó un sonado 'duelo' de estilo con Kate Middleton. En esta cita, además, recibieron abucheos y aplausos por partes iguales. No todos los británicos que se desplazaron hasta allí para ver a los royals estaban contentos con su presencia.

Un día antes, Harry y Meghan también estuvieron en Buckingham. No se asomaron al balcón para ver Trooping The Colour, pero los objetivos de las cámaras sí lograron fotografiarles dentro.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin