Casas Reales

Duelo de duquesas: el estilo lady en amarillo pastel de Kate Middleton vs el look cinematográfico de Meghan

Diez minutos después de la llegada de los duques de Sussex a la Catedral de San Pablo, aparecían los duques de Cambridge. Eran las 12:16. La campana del templo londinense, la más grande del país, ha estado sonando durante media hora. Ha sido un momento muy simbólico, que ha marcado la jornada festiva en honor a la Reina, por sus 70 años en el Trono. Isabel II ha sido la gran ausente a esta misa, después de que Buckingham informara el jueves 2 que sufre "algunas molestias" que le impedirían asistir al servicio religioso.

Guillermo y Kate han seguido el guion anunciado por Casa Real: al bajar del coche, delante de la Gran Puerta Oeste de la catedral, han sido recibidos por el cabildo, el obispo de Londres y el arzobispo de York.

Kate, que en el Trooping The Colour triunfó con un vestido abrigo blanco de Alexander McQueen, ha elegido el amarillo pastel como color protagonista de su conjunto, firmado por la neozelandesa Emilia Wickstead. La modista, con tienda en Londres, es una de las favoritas de la nuera de Carlos. La pamela es de Philip Treacy; y los salones, de Gianvito Rossi.

Hacía más de dos años que Middleton no coincidía con su cuñada, Meghan, en un compromiso de la agenda real. La actriz ha escogido un total look muy cinematográfico, inspirado en el Hollywood más clásico, con un abrigo-vestido blanco entallado en la cintura de Christian Dior y pamela a juego de Stephen Jones. Llevaba los guantes de piel en la mano; y salones de Aquazzura. Ha sido su gran reaparición en Londres. 

Instantes después de los Cambridge, aparecían el príncipe de Gales y Camilla Parker-Bowles. Carlos de Inglaterra ha actuado en representación de su madre, cumpliendo así su función de heredero al trono. En el interior del templo, ha compartido banco con Guillermo, por su condición de segundo en la línea de sucesión (foto inferior, con Kate y Camilla).

Dentro de la catedral, los dos hermanos y sus respectivas esposas han mantenido las distancias. No ha habido contacto ni miradas. Ha dominado la frialdad. Harry y su mujer se han sentado en el mismo banco que ocupaba la hija de Andrés, Beatriz, y su marido, Edoardo Mapelli.

Al igual que en el Trooping The Colour, los hijos de la Reina han estado presentes, con la excepción del duque de York que ha dado positivo en Covid: han asistido la princesa Ana y su marido, el oficial retirado de la Marina Real británica Timothy Laurence; y los condes de Wessex, con sus hijos, Luisa y Jacobo. La mujer de Eduardo, Sofía, ha lucido un vestido rosa empolvado de acabado metal en alto brillo más propio de un evento de noche (fotos inferiores).

Ha oficiado la misa el Decano de la catedral, el reverendo David Ison. La música ha corrido a cargo de la Banda de los Marines Reales de Portsmouth y del conjunto de metales y percusión de los Royal Marines de Collingwood, que han estado dirigidos por el Teniente Coronel Jason Burcham. La decoración floral de la catedral está firmada por la Asociación de Arreglos Florales de la Iglesia de Inglaterra.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Diego desde Tabarnia
A Favor
En Contra

Me quedo sin duda con el vestido amarillo con la pamela. Hace muy jovial, femenina y algo vintage de los 60's.A ver las demás si vamos aprendiendo, porque lo que se vé últimamente, sin necesidad de ser marquesas, es espantoso...

Puntuación 1
#1