Casas Reales

Harry recibe "sólidas garantías" de que su familia va estar protegida durante su inminente visita a Londres

Los actos oficiales en Reino Unido con motivo del histórico Jubileo de Platino de la reina Isabel II arrancan este jueves 2 de junio. Está prevista la asistencia de Harry y Meghan en la misa de Acción de Gracias, que se va a celebrar el día 3 en la Catedral de San Pablo. Será su gran reaparición en Londres después de su salida de la familia real en marzo de 2020. Cuando aterricen los duques en la capital contarán con seguridad. Se resuelve así el mayor obstáculo para llevar a cabo su visita.

Los duques de Sussex vuelan con sus dos hijos (Archie y su hermana) desde California hasta la capital británica con personal propio de seguridad, según publica Daily Mirror. El capítulo de la protección de Harry y su familia en suelo británico se había convertido en uno de los inconvenientes más difíciles de resolver. Tanto que el hijo de Carlos llegó a enviar una carta de acción previa al Ministerio del Interior porque consideraba que la decisión de retirarle la protección en suelo británico le colocaba (a él y a su familia) en una situación de indefensión.

Finalmente, Harry ha recibido "sólidas garantías" de que van a disponer de seguridad por parte de la policía metropolitana, revela el diario. Al parecer, la unidad de protección especializada ha estado en contacto desde hace semanas con el equipo del príncipe.

Isabel II conocerá a su bisnieta tocaya, Lilibet

La soberana va a reunirse con los Sussex en Frogmore Cottage (Windsor), donde está previsto que se alojen los  duques durante su estancia en Reino Unido, asegura Daily Mail. Se ha buscado la fecha del 4 de junio para hacerla coincidir con el primer cumpleaños de la benjamina de la casa. Para Lilibet es su primera visita a Inglaterra, un hecho simbólico de acercamiento entre los Sussex y los Windsor.

Que la monarca, a sus 96 años, no haya visto nunca a su bisnieta, quien además lleva su propio nombre, se ha interpretado durante todos estos meses como un desaire y un desplante hacia ella. Tampoco ha ayudado nada que Archie, que ya tiene 3 años, apenas conozca a su familia paterna.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin