Casas Reales

Primicia: La reunión secreta de Carmen Calvo y el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín, en la víspera del regreso de don Juan Carlos

Carmen Calvo y Jaime Alfonsín se reunieron el miércoles 18 de mayo. Fue una cena en Madrid. No tuvo lugar en el Palacio de la Zarzuela, sino en un restaurante, según ha podido saber este digital.

Se trata de un encuentro entre el jefe de la Casa de Su Majestad el Rey y la diputada socialista por Madrid en el Congreso de los Diputados. Se introduce aquí un matiz que innova otros encuentros anteriores entre ambos. Y es que la jurista constitucionalista de Cabra (Córdoba) no es vicepresidenta primera, cargo que desempeñó hasta julio de 2021. Por lo que esta reunión ya no se ajusta al formato Corona-Gobierno, sino Corona-PSOE.

Aun así, Calvo, que preside la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, sigue siendo la interlocutora en estos encuentros. Tiene el know-how, el saber hacer, la templanza, la altura de miras y el sentido de país para encontrar, junto al abogado del Estado Jaime Alfonsín un encaje de la figura de Juan Carlos I en la monarquía moderna de ejemplaridad y transparencia de Felipe VI.

El rey emérito visita España desde este jueves 19 hasta el lunes 23. Es su primer viaje en casi dos años. Durante este tiempo, la distancia ha servido de cortafuegos entre él y su hijo. Se trazó ese plan de salida para dejar trabajar al Rey.

Durante muchos meses, Juan Carlos I ha estado fuera de foco. Ahora, que no tiene causas pendientes con la Justicia, decide regresar a España y el foco vuelve a situarse sobre él. Además, ha sido quien ha marcado los tiempos de su vuelta. Ha decidido cuándo viaja, dónde va, con quién va a estar y dónde se va alojar. La reunión entre Calvo y Alfonsín se produjo un día antes de la anunciada llegada a España de don Juan Carlos.

El verano más difícil para la institución

Cuando en agosto de 2020 anunció su marcha del país, y se instaló en Abu Dabi, detrás de ese comunicado se había milimetrado una operación salida. La responsable desde Moncloa que pilotaba esa operación fue Calvo junto a Zarzuela. La comunicación de esa salida también se midió con lupa. Durante una semana toda España especuló sobre el paradero de Juan Carlos I hasta que Casa Real informó de que se encontraba en Emiratos.

Aquel agosto de 2020 hubo un desencuentro sonado entre los dos sectores del Gobierno. El encabezado por Sánchez, con Calvo como valedora, que salió en defensa de la monarquía constitucional y la jefatura del Estado; frente a sus socios de Unidas Podemos. La entonces vicepresidenta primera mostró su firmeza y rectitud al recalcar: "El rey emérito no huye de nada". Y añadía: "Simplemente decide salir del país y da las razones de por qué". Una posición muy alejada tenía la ministra de Igualdad, Irene Montero, quien reconoció que su formación morada desconocía el pacto del Gobierno y la Zarzuela para faciliar la salida del emérito. 

Ese mismo año, el padre de don Felipe llevó a cabo dos regularizaciones fiscales, una de más 670.000 y otra de 4,4 millones de euros, según El País. Ha sido el pasado mes de marzo cuando la Fiscalía del Tribunal Supremo archivó la investigación contra el emérito, lo que despejó su horizonte para poder regresar a España.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin