Casas Reales

Sofía, 'camarera' por un día: la infanta, alabada por su estilo y cercanía en el cumpleaños de su tía Irene

La princesa Irene de Grecia, cumplió 80 años el pasado miércoles 11 de mayo y, como ya adelantamos en exclusiva, celebró tan señalada fecha con una pequeña fiesta en el palacio e la Zarzuela, donde reside la mayor parte del año en compañía de su hermana la reina Sofía, cuatro años mayor que Irene.

A la celebración asistieron unas 30 personas, entre parientes venidos de Grecia, un sacerdote ortodoxo de la iglesia griega, así como como la reina Ana María, esposa del rey Constantino, el menor de la familia real griega, delicado de salud y con problemas de movilidad. También había amigos españoles de Irene, ya que la princesa ha sido muy activa durante años en nuestro país, con su fundación Mundo en Armonía.

Tampoco quiso faltar su sobrino el rey Felipe VI, que compartió la merienda con los invitados en un salón interior. Luego se sentaron todos en unas meses dispuestas en los jardines, charlando muy animados y de forma distendida y cercana.

La reina Letizia también estuvo en la fiesta de la hermana de su suegra, pero se fue antes porque tenía que acompañar a la infanta Sofía (que también estuvo para felicitar a su tía  abuela) a casa de una amiga que también había organizado una fiesta. Los invitados al cumpleaños de la princesa Irene comentaron que la hermana pequeña de la princesa de Asturias "está altísima" y que tiene "mucho estilo". Todo el mundo coincide en que, a sus 15 años, además de "simpática" es "muy cercana". Tanto, que en un momento dado, colaboró con los camareros, repartiendo las bandejas de canapés entre algunos de sus parientes con total normalidad. El parecido entre la infanta Sofía y la princesa Irene es increíble, como se puede apreciar en esta imagen de la hermana pequeña de de doña Sofía a la edad de la infanta.

En la entrada de la puerta de la Zarzuela, había un globo dorado con los números 80, en honor de la princesa griega. Algunos invitados cuentan que se quedaron mucho más tiempo de la hora prevista para finalizar el evento, porque todo el mundo estaba muy contento y divertido y que vieron a doña Sofía con mucha vitalidad, sentido del humor y muy contenta de tener cerca a su familia y amigos griegos de toda la vida.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin