Casas Reales

Del sonado posado de Juan Carlos al inédito retrato de Charlene: ¿por qué se han difundido en Semana Santa?

La ya comentada fotografía familiar de don Juan Carlos, en Abu Dabi, con sus hijas y cinco de sus nietos se difundió en Viernes Santo. Era su primer posado junto a su familia desde que se marchó de España en agosto de 2020. El día que escogió el Palacio de Mónaco para difundir la esperadísima primera imagen de Charlene en su reaparición fue el Domingo de Resurrección.

Hay paralelismos en la elección de las fechas. Esta coincidencia apunta a que la Semana Santa ofrece un espacio informativo propicio y de más alcance para difundir esta información y estos posados. También que el parón de las fiestas de Pascua pueda hacer de altavoz para estas imágenes de alto impacto mediático y de alto interés. ¿Por qué esa primera fotografía de la princesa Charlene se ha publicado el 17 de abril, Domingo de Resurrección? Hacía más de un mes, el 12 de marzo, que la ex nadadora sudafricana recibió el alta médica de la clínica de salud mental Les Alpes, en Suiza, donde llevaba ingresada cinco meses para recibir tratamiento por su fatiga crónica. Sin embargo, Mónaco ha esperado hasta ahora para compartir en redes su primera fotografía. Justo, además, el mismo día que Alberto II retoma su agenda después de haber superado el Covid por segunda vez.

El posado, cuidadísimo, ofrece una imagen primaveral, bucólica, familiar e íntima de la princesa, su marido y sus hijos, Gabrielle y Jacques. El entorno transmite esa calma y tranquilidad que desde noviembre se ha buscado para Charlene: jardines, flores, hojas de palmera, una pradera verde y una piscina. Todo muy conectado con la naturaleza. Un escenario con mucho sol y muy luminoso. Junto a ella, sus mellizos, recostados a su lado, y Alberto II, de rodillas. Todos van vestidos en colores blanco, verde, caqui y camel. Una armonía visual perfectamente preparada en esta instantánea que firma Eric Mathon. Los acompaña un conejo de Pascua y un mensaje: "El príncipe Alberto y la princesa Charlene les desean unas felices fiestas de Pascua".

La imagen busca proyectar ese deseado y feliz reencuentro familiar delante de las cámaras. La ex nadadora, con un leve toque de gloss en los labios y con mucho khol en los ojos, posa con una leve sonrisa y una mirada entre melancólica y reflexiva. Falta algo de espontáneo y de natural en esta imagen tan calculada y medida. Una segunda imagen muestra a la familia oyendo misa.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments