Casas Reales

Harry y Meghan derrochan complicidad y se derriten hablando de sus hijos en la inauguración de los Juegos Invictus

Los duques de Sussex han inaugurado este sábado los 'Invictus Games' que se celebrarán hasta el 22 de abril en La Haya, Países Bajos. Unos juegos que el propio Harry fundó en el 2014 en homenaje a veteranos de guerra.

Fue Meghan Markle la primera en subir al escenario donde no dudó en hablar de su "increíble marido" y expresar la admiración que siente por él: "No puedo quererlo y respetarlo más y sé que muchos de vosotros sentís lo mismo porque es vuestro compañero veterano". 

Lea también: "Pronto traeremos a los niños": Harry y Meghan le hacen una promesa a Isabel II en su reunión secreta

"Gracias, mi amor", le ha dicho el príncipe Harry a su mujer antes de dirigirse a los más de 500 atletas presentes y agradecerles por su "fuerza" y "valor". En el discurso tampoco faltó la mención especial a sus hijos, Archie y Lilibet. 

"Cuando hablo con mi hijo Archie sobre lo que quiere ser de mayor, algunos días es astronauta, otros días es piloto... pero le recuerdo que no importa lo que quieras ser, que es su personalidad lo que más importa y nada nos haría sentir a su madre y a mí más orgullosos que verle tener un carácter como los que tenemos ante nosotros hoy", ha dicho el nieto de Isabel II en referencia a la valentía de los militares veteranos. Unas palabras que Meghan escuchaba muy atenta desde la grada y que le hacían emocionarse. 

Más allá del acontecimiento deportivo, esta quinta edición de los Juegos Invitus también será recordada por la visita secreta que previamente realizaron los duques de Sussex a la reina Isabel II en el castillo de Windsor. Dos años han pasado ya desde que Harry y Meghan renunciaran a sus deberes reales y se mudasen a Montecito, California.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin