Casas Reales

Isabel II cancela su asistencia a la Misa de Pascua y los duques de Cornualles toman las riendas

El coronavirus ha dejado "exhausta" a la reina Isabel II, que cumplirá 96 años el próximo día 21. Su agenda se ha despejado de actos oficiales, tanto presenciales como virtuales, y aunque muchos pensaban que Su Majestad haría un esfuerzo en Semana Santa, no ha podido ser. Este jueves, su hijo el príncipe Carlos y su esposa, Camilla de Cornualles, la han sustituido en el servicio religioso celebrado en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor, tal y como harán el próximo domingo de Pascua.

Lea también: Isabel II, profundamente dolida con Harry y Meghan: los duques, grandes ausentes en el funeral de Felipe, viajan a Holanda

La salud de Isabel II preocupa y mucho a sus asesores y también al pueblo británico, pues la reina jamás había faltado a sus obligaciones. Es la primera vez, de hecho, que se ausenta de esta cita. Sin embargo los achaques propios de su edad y las secuelas que todavía arrastra tras superar el coronavirus el pasado mes de febrero han agravado sus problemas de movilidad y, por el momento, se niega a dejarse ver en silla de ruedas.

Su última aparición pública fue el pasado 29 de marzo, con motivo del funeral celebrado por la muerte del duque de Edimburgo. Entonces fue su hijo Andrés el que ayudó a su madre a caminar por el largo pasillo de la abadía de Westminster, a pesar de las reticencias del heredero y del príncipe Guillermo en darle protagonismo al duque de York tras el escándalo de Jeffrey Epstein y Virginia Giuffre.

La baja de la reina ha colocado en primera línea al príncipe Carlos y su esposa, Camilla de Cornualles, que este jueves se ha estrenado en el servicio de Pascua con un look marino y una espléndida sonrisa. Junto a su esposo, ha sido recibida por los reverendos David Conner y John Ige. Al inicio de la ceremonia, han recibido ramilletes de flores y han repartido el Maundy, dinero santo. La duquesa ya cuenta con el beneplácito de su suegra, que comunicó a principios de año su "sincero deseo de que sea reconocida como reina consorte" cuando su hijo acceda al trono. Asistirán, tal y como es traición, el príncipe Guillermo y Kate Middleton, así como las princesas Beatriz y Eugenia, los condes de Wessex y la princesa Ana.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin