Casas Reales

Harry y Meghan, en los Juegos Invictus de La Haya: un documental, un problema de seguridad y una nueva polémica

Los duques de Sussex ya están preparando las maletas para viajar a La Haya. ¿El motivo? Asistir a la quinta edición de los Juegos Invictus, que el propio príncipe Harry creó en 2014. Este año se celebrarán en Países Bajos, entre el 16 y el 25 de abril, y la presencia de Meghan Markle se confirmó hace apenas dos días. Y es que la ex actriz tiene trabajo que hacer: la grabación de un documental para Netflix.

Lea también: Meghan Markle marca más distancias con los Windsor y renuncia a uno de sus últimos patronazgos reales

Se llama Heart of Invictus y la firmaron en abril de 2021. Será la primera serie de los duques de Sussex para la plataforma, con la que tienen un contrato de 100 millones de dólares, y el estreno de Archewell Productions, una de las empresas que crearon bajo el amparo de la Fundación Archewell. El príncipe Harry y su esposa aparecerán delante de las cámaras y seguirán el entrenamiento de los participantes de los juegos. "Esta serie brindará a las comunidades de todo el mundo una ventana a las historias conmovedoras y ejemplares de estos competidores en su camino hacia los Países Bajos el próximo año", aseguró el duque en su presentación hace un año.

Además, Harry y Meghan serán los encargados de inaugurar los juegos y subirán al escenario en la ceremonia de apertura, que tendrá lugar el próximo 16 de abril.

Seguridad y polémica

El traslado de los duques a La Haya supone un reto en cuanto a su seguridad, tal y como han asegurado ex miembros del equipo de protección del príncipe a Daily Mail. Y la polémica ya está servida: el nieto de Isabel II se ausentó del funeral de su abuelo, el fallecido duque de Edimburgo, porque no se sentía seguro después de que el gobierno británico le retirase la protección que le correspondía cuando era un miembro de la Casa Real.

El hijo de Carlos de Inglaterra llegó incluso a los Tribunales, a pesar de que su padre intentó evitarlo ofreciéndose a pagar personalmente la seguridad de los Windsor-Markle.

Su ausencia fue una ofensa para toda la familia real y el pueblo británico. Las críticas contra ellos se han incrementado estos días, al saber que ni Harry ni Meghan tienen problemas para viajar a los Países Bajos para asistir a los Invictus Games a pesar de que su integridad física corre allí más peligro que en Reino Unido.

Invictus Games

Los Juegos Invictus fueron creados por el propio príncipe Harry en 2014 y están destinados a todos los heridos y veteranos de guerra. Se trata de un gran acontecimiento deportivo que cada año acoge una ciudad diferente y cuya recaudación se destina íntegramente a la Fundación Invictus, de ayuda a ex militares y familias de los mismos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin