Casas Reales

La reina Isabel II revela cómo fue su lucha contra el Covid: "Me dejó muy cansada y exhausta"

Cercana y sincera, la reina Isabel II ha confesado que se sintió "muy cansada y exhausta" después de superar el Covid-19, el pasado mes de febrero. La soberana ha hecho estas revelaciones después de una charla con un paciente del virus que perdió a su hermano y a su padre a causa de la enfermedad.

Esta videollamada de la monarca se ha publicado en su Twitter oficial un día después de que se anunciara que no asistirá al servicio religioso de Pascua que se celebrará el 14 de abril en la capilla San Jorge del Castillo de Windsor.

La reina dio positivo en coronavirus el 20 de febrero y la información que se transmitió a través del Palacio de Buckingham fue que tenía "síntomas leves de resfriado"; e incluso tenía previsto seguir trabajando en remoto.

Tras superar la infección, el pasado miércoles 6, la madre de Carlos de Inglaterra, habló por primera vez de su  experiencia con el Covid en una visita virtual al Hospital Real de Londres, con motivo de la inauguración oficial de la Unidad Reina Isabel de la institución médica. Una conversación que se hizo pública el domingo 10.

Durante su videollamada con los trabajadores y el personal médico, la jefa del Estado escuchó sus historias sobre cómo hacer frente a la presión sanitaria y una enfermera confesó sobre sus pacientes Covid: "Sosteníamos sus manos, secábamos sus lágrimas y les dábamos consuelo".

Alrededor de 800 personas de todo el noreste de Londres fueron atendidas en la Unidad Reina Isabel, de 155 camas, que se construyó en cinco semanas, en lugar de cinco meses, para atender la demanda de pacientes.

"Me alegro de que estéis mejorando... Le deja a uno muy cansado y agotado, ¿verdad? Esta horrible pandemia. No es un resultado agradable", expresó la soberana a Asef Hussain, antiguo paciente de Covid, y a su esposa Shamina.

Asef Hussain era el tercer miembro de su familia que ingresaba en el hospital con coronavirus tras enfermar a finales de diciembre de 2020. Su hermano murió primero y luego su padre, que falleció mientras Asef Hussain estaba conectado a un respirador.

"Recuerdo que una mañana me desperté y me resultaba muy difícil respirar", explicó Hussain a Isabel II. Por su parte, su mujer Shamina comentó que en un momento había 500 amigos y familiares de todo el mundo en una llamada de Zoom rezando por su marido, y la monarca aligeró el ambiente e hizo sonreír a la pareja cuando preguntó: "¿Así que tienes una familia numerosa, o una gran influencia en la gente?".

La cuestión de que las familias y los amigos no puedan visitar a sus seres queridos en el hospital se discutió varias veces durante la videollamada de la reina con el personal del hospital, y en un momento dado dijo: "Por supuesto que no poder ver a tu familiar es muy duro".

Al final de la llamada, Isabel II charló con el equipo de construcción que creó la unidad en las plantas 14 y 15 del hospital en un tiempo récord, y les dijo: "Es muy interesante, ¿verdad?, cuando hay alguna cosa muy vital, cómo todo el mundo trabaja en equipo y se une; maravilloso, ¿no?".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin