Casas Reales

Meghan Markle marca más distancias con los Windsor y renuncia a uno de sus últimos patronazgos reales

Era una de las distinciones que aún conservaba la duquesa: ser patrona real del refugio de acogida de perros abandonados Mayhew, con sede en Londres. Sin embargo, Meghan ha renunciado a este cargo honorífico que le fue otorgado en 2019 por pertenecer a la casa real.

La mujer del príncipe Harry ha publicado una carta de despedida y agradecimiento a este centro y a los voluntarios que trabajan en él para "mantener seguros a los animales y para encontrar hogares para mascotas abandonadas", relata Meghan Markle, quien confiesa en el escrito: "Me enamoré de Mayhew y pronto me convertí en su patrona real".

La propia asociación también ha compartido en sus redes un tuit dedicado a la actriz norteamericana: "Ha sido un privilegio increíble para Mayhew haber trabajado en estrecha colaboración con Meghan, la duquesa de Sussex, desde 2019, cuando se convirtió en nuestra patrona".

En la carta abierta de Meghan al centro, la autora dice: "Aunque mi tiempo como patrona de Mayhew ha llegado a su fin, mi apoyo inquebrantable no. El apoyo emocional de los animales que han sido rescatados es incomparable: no eres tú quien los salva, son ellos quienes te salvan a ti". La duquesa se despide con un sentido "ha sido un honor". 

Se trataba de uno de los últimos patronazgos reales que conservaba Meghan. Y también un paso más en la distancia que la separa (a ella y a su marido) de los Windsor. La sonada y anunciada ausencia de los duques de Sussex en el memorial por Felipe de Edimburgo, el pasado 29 de marzo, fue comentada por la prensa británica. A medio camino entre el desplante y el reproche, resultaba muy difícil de interpretar que la razón por la cual los Sussex no asistieron al funeral fue por razones de seguridad. Tampoco pasa por alto la prensa británica que Isabel II aún no conoce a Lilibet, la hija de Harry y Meghan de 10 meses. Y que Archie, que cumple 3 en mayo, estuvo por última vez en Reino Unido a finales de 2019. Por no decir su hermana, que nunca ha estado. 

Antes de que la duquesa perdiera este nombramiento de patrona real, hubo otra renuncia muy reciente. En marzo, la reina nombró a Camilla Parker-Bowles patrona de la Compañía Nacional de Teatro británica en un gesto de confianza y compromiso con la duquesa de Cornualles. Una distinción que antes ostentaba Meghan por su condición de miembro de la familia real. La norteamericana lo asumió hasta que anunció el Megxit, en 2020.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin