Casas Reales

Guillermo y Kate, 'operación mudanza a Windsor' para estar más cerca de Isabel II: estas son las mansiones que barajan

Los últimos achaques de salud y problemas de movilidad de la reina han hecho repensar a los Windsor cómo va a ser su futuro más inmediato. Los duques de Cambridge, que tienen fijada su residencia en el Palacio de Kensington, en Londres, estarían planeando mudanza a Windsor.

Guillermo y Kate quieren pasar más tiempo con Isabel II. La soberana, que el 21 de este mes cumple 96 años, asistió al funeral en memoria de su marido, el duque de Edimburgo, el pasado 29 de marzo. Fue su primer acto público en seis meses, después de haber reconocido su fragilidad, propia de la edad.

Ahora su nieto Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono, se prepara para el camino que tiene recorrer: será el próximo príncipe de Gales cuando su padre se convierta en rey. Lo mismo que Kate: será la próxima duquesa de Cornualles, en sustitución de Camilla Parker-Bowles. Los duques de Cambridge habrían planeado cambiar su residencia de aquí al verano: dejar Kensington y mudarse a Windsor, según publica Daily Mirror

Estas son las mansiones que se barajan:

Anmer Hall, la casa de campo de los duques. Es su residencia de verano. De arquitectura georgiana, está situada en el pueblo en Norfolk, muy cerca de Sandringham House, donde la reina suele pasar la Navidad. Anmer Hall se encuentra a dos hora y media en coche del Castillo de Windsor (foto inferior).

Frogmore House, en Windsor. Esta propiedad está situada al lado del castillo (a seis minutos en coche). Se da la circunstancia de que los duques de Sussex eligieron esta mansión de campo para instalarse en 2019, un año antes de que anunciaran su marcha de la familia real. Para su mudanza, emprendieron entonces unas obras de reformas que alcanzaron los 3,5 millones de euros (fotos inferiores).

Los duques habrían descartado los apartamentos que se encuentran dentro del recinto de Windsor. También se ha estudiado Fort Belvedere, pero es una opción que ha quedado en el aire, ya que tiene inquilinos.

Fort Belvedere es la antigua residencia de Eduardo VIII. Fue allí donde firmó su abdicación en 1936 para perseguir a su amor, la norteamericana Wallis Simpson. Una decisión que fue recibida entonces por los británicos como una traición. La mansión sigue en propiedad de la corona y actualmente vive en ella la familia de millonarios canadienses Galen y Hilary Weston, amigos de los Windsor. 

Además, los duques están buscando colegios para sus hijos en zonas como Windsor, Buckinghamshire y Surrey, avanza el rotativo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin