Casas Reales

La Justicia británica rechaza la inmunidad del rey emérito Juan Carlos I

El Tribunal Superior de Londres dictó este jueves 24 que el rey emérito Juan Carlos I no tiene inmunidad legal en Inglaterra tras su abdicación y por tanto puede proceder la demanda por acoso interpuesta en su contra por su examante Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

La defensa del rey emérito alegó ante el juez Matthew Nicklin que "Su Majestad goza de inmunidad", no solo en España, también suelo británico y que la justicia de Reino Unido no era competente para atender la demanda presentada por Corinna Larsen.

Los abogados de don Juan Carlos apoyaban su estrategia en que el padre de Felipe VI sigue formado parte de la Casa del Rey. Este fue el argumento central de la defensa, pese a que existen dos circunstancias que lo complican: primero, que don Juan Carlos anunció en 2019 su retirada de los actos oficiales y no tiene agenda; y segundo, que su hijo le quitó la asignación presupuestaria.

Lea también - Don Juan Carlos obedece a su hijo como último gran servicio a la Corona: guía para entender el comunicado 

En su demanda, en 2020, la ex amiga íntima del monarca pidió a los tribunales que reclamaran al emérito una indemnización por los costes de su tratamiento médico de salud mental, por la "instalación de medidas de seguridad personal y servicios diarios de protección" y por la contratación a "ex diplomáticos y ex funcionarios del Gobierno" para que interviniesen con el fin de "poner fin al acoso" que dice haber recibido por parte de Juan Carlos I. Larsen presentó también otra demanda contra el CNI, por ese supuesto trato de acoso continuado que habría recibido después de haber puesto fin a su relación con el padre de don Felipe.

Esta noticia llega unas semanas después de que la Fiscalía del Tribunal Supremo español decretara el archivo de las diligencias de investigación que mantenía abiertas sobre la fortuna de Juan Carlos I. Con este anuncio, el pasado 2 de marzo, el ex jefe del Estado concluía sus causas pendientes con la Justicia en España. No en Reino Unido. 

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments