Casas Reales

Virginia Giuffre, la demandante de Andrés: su adolescencia de abusos y cómo fue captada por la red de menores de Epstein

¿Quién es Virginia? ¿quién está detrás de esta mujer de 38 años que se ha enfrentado al duque y a su pasado? Este oscuro y sórdido caso se ha cerrado con el acuerdo extrajudicial del hijo de Isabel II y su demandante por abusos sexuales, que la prensa británica ha estimado en 14 millones de euros.

Sin embargo, el pacto solo evita que Andrés se siente en el banquillo, pero no cierra, ni de lejos, la polémica sobre los presuntos abusos de un hombre con poder, títulos y dinero, sobre una joven menor y muy vulnerable. Ni tampoco la polémica sobre la donación de los 14 millones para la fundación de Giuffre.

La demandante alegó que el magnate Epstein, que se suicidó en su celda de Nueva York en 2019, la obligó a tener relaciones sexuales con sus amigos, incluido el duque de York. Los abusos habrían sucedido cuando Giuffre tenía 17 años. Además, ella ha asegurado que el hijo de Isabel II era conocedor de su edad. En concreto ella acusa al duque de sufrir abusos tres veces: en un viaje a Londres en 2001, en Nueva York y en Little Saint James, una isla privada de las Islas Vírgenes.

A lo largo de este oscuro proceso, Andrés lo ha negado todo. También refutó que fuera amigo de Ghislaine Maxwell, la socialité británica amante de Epstein y conseguidora de menores para la red de tráfico sexual. El hermano de Carlos de Inglaterra, que sí admitió su amistad con Jeffrey Epstein, aseguró que no es cierto que visitara con frecuencia las casas que el magnate pedófilo tenía por el mundo, incluida su mansión en Nueva York. Sin embargo, en esa versión del duque hay una foto que no encaja: la imagen de él junto a Giuffre en la casa de los horrores. En esta propiedad habrían tenido lugar los supuestos abusos en 2001 (foto inferior).

Lea tambiénEl príncipe Andrés, de dónde va sacar 14 millones de euros para pagar a Giuffre, su demandante por abusos

¿Cómo llegó Virginia hasta la casa de los horrores?

Virginia Giuffre es la superviviente de una infancia de abusos. Según el propio relato de la joven, creció en diversos hogares de acogida, donde también fue víctima de abusos y donde pasó hambre. La joven llegó a vivir en la calle, hasta que acudió a su padre, que la introdujo en el club en el que trabajaba, el Mar-a-Lago, cuyo propietario era Donald Trump. Allí es donde contactó con Ghislaine Maxwell, la amante de Epstein que ejercía de captadora de menores para su red de tráfico sexual. Maxwell la captó como masajista y la joven cayó en la red de Epstein y su entorno de amistades. Entre ellos, el príncipe Andrés. Giuffre lo ha recordado como un "momento realmente aterrador" en su vida.

El duque sin títulos, sin crédito, sin reputación y sin imagen

Su oscura amistad con el pedófilo Jeffrey Epstein le pasa factura. Su crédito, reputación e imagen pública están por los suelos. Después de que el tribunal de Nueva York admitiera a trámite la demanda de Giuffre, la Reina despojó a su hijo de todos sus títulos. La monarca le comunicó personalmente que le retiraba los títulos, incluido el de alteza real, "y su representación oficial". Esta resolución de la soberana llegó después de dos momentos clave que se produjeron a principios de enero de 2022: los abogados del duque solicitaron al tribunal de Nueva York que desestimara la demanda civil que presentó Giuffre en su contra, pero la demanda contra el duque siguió adelante; y además salió a la luz que el pedófilo millonario pagó 500.000 dólares a Giuffre, a cambio de su silencio y para proteger al duque ante posibles demandas de abusos a menores.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin