Casas Reales

Corre, corre, corre, que te van a echar el guante: Cristina la runner y su San Valentín con Iñaki

La infanta Cristina salió literalmente corriendo cuando los paparazzi pretendían (y consiguieron) hacerle fotos en Ginebra cuando salía hacia Barcelona para encontrarse con Iñaki Urdangarin, que llegó a la Ciudad Condal, desde Vitoria, en su propio coche.

Su Alteza Real perdió la compostura en el aeropuerto al ver a los paparazzi posiblemente para evitar que tomaran imágenes de su hija, Irene, que la esperaba dentro del aeródromo.

Las imágenes difundidas por el Diez Minutos muestran a una Infanta golpeada por el complicadísimo momento que atraviesa. Se la ve muy nerviosa, casi con la cara desencajada, porque, aparte del soponcio de los paparazzi sabía que se iba a encontrar de nuevo con su marido en la capital catalana, donde no durmieron bajo el mismo techo. Él estuvo en casa de su hermana Ana, y ella en casa de unos amigos en Pedralbes y no en el hotel Marriot Victoria Suites, donde suele pernoctar, para evitar a la prensa. 

Si el miércoles 9 veíamos las primeras imágenes de hija de don Juan Carlos en Zúrich, de escala hacia Ginebra tras haber pasado unos días en Abu Dabi con su padre, como habíamos adelantado en Informalia. y más tarde confirmó la revista Hola dos días después.

Ahora es Diez Minutos quien ofrece las escenas de la infanta a la carrera, evidenciando lo que todos suponemos: que no quiere aparecer en prensa, de ahí que se haya escondido.

Fue el viernes 11, en el Aeropuerto Internacional de Ginebra, cuando tuvo lugar la persecución o la huida, según se mire, justo antes de que la esposa de Iñaki Urdangarin embarcara rumbo a Barcelona. Su hija Irene, no fue captada por los paparazzi. De camino entre su residencia la ciudad suiza y el aeropuerto se percató de que la seguían y por eso decidió echar a correr. Tras la huida por los pasillos de la terminal entró en zonas restringidas, donde por fin se encontró con su hija, con quien voló a Barcelona.

Peor el remedio que la enfermedad

No solo fracasó en su intento de dejar sin fotos a los paparazzi sino que aportó aún más valor al reportaje porque ver correr a una infanta de España, como si fuera un delincuente perseguido por las autoridades o un señor que pierde el vuelo es insólito y por tanto un suculento botín para los fotógrafos que, sin duda, habrán pedio más dinero por el tesoro que si simplemente hubieran retratado a la hermana del Rey.

No fue un arrebato ni un acto reflejo sino que echó a correr como había planeado y la prueba es que había encargado previamente a los escoltas que se encargaran de su equipaje para poder ir ligera en su maratón hacia la terminal. 

La reunión  del pasado fin de semana en Barcelona, de la que ya informamos, se produce después de la anunciada "interrupción" del matrimonio entre los ex duques de Palma. Ni Iñaki ni la infanta asistieron a sus respectivos trabajos el lunes 14 de febrero, por lo que habrían pasado juntos el Día de San Valentín.

Juan fue a Segovia a ver jugar a su hermano Pablo

Los hermanos Urdangarin Borbón, pese a vivir en distintas ciudades, están muy unidos. El pasado 11 de febrero, Juan se trasladaba a la localidad segoviana de Nava de la Asunción para ver jugar a su hermano Pablo, que milita en el equipo de balonmano del Barcelona. 

El Barcelona se enfrentaba al Viveros Herol Balonmano Nava en la 17º jornada de la Liga Sacyr ASOBAL de balonmano. Después de la escapada a Segovia, ambos se volvieron a ver durante el fin de semana en la Ciudad Condal.

Este cónclave familiar en Barcelona llega después de las palabras conciliadoras de Mario Pascual Vives, el abogado de Iñaki, que dejó la puerta abierta a una reconciliación en el matrimonio. En una entrevista a la RAC1, dijo: "Es un tiempo que ellos se han dado para reflexionar. No hay ningún documento firmado con su separación y el matrimonio sigue vigente jurídicamente. Es un impass, es un tema que han acordado ellos dos, no es un cese, ni separación, ni divorcio sino un tiempo que ellos se dan, cada uno reflexionará y sentirá".

También la periodista Laura Fa se inclina por la reconciliación del matrimonio: "Lo que él quiere es volver con la infanta. Su argumento es que, de lo mal que estaba, habría cometido un error. Admite que se ha equivocado y está arrepentido". ¿Habrá una reconciliación?

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud