Casas Reales

Así ha sido el estreno oficial (con discurso incluido) de Amalia de Holanda: "No hay una escuela para ser reina"

La hija de los reyes Guillermo y Máxima de Holanda, que cumplió 18 años este lunes, se ha estrenado en su cargo oficial como princesa y futura monarca este miércoles en una maratoniana jornada que ha incluido un Consejo de Estado, un discurso y una conferencia de prensa. Ella ha aguantado el tirón sonriente y ha desvelado que su mejor ejemplo lo tiene en casa: "No hay una escuela para ser reina".

Lea también: Princesa Leonor y Constitución: por qué 2021 ha sido el año del despegue de la heredera al Trono

La joven, vestida con un modelo estampado en azul marino y tejido fluido de LaDress, ha llegado al Palacio Kneuterdijk de La Haya agarrada del brazo de su padre, demostrando así el vínculo que les une. El rey Guillermo ha abierto su discurso en el Consejo con un cariñoso mensaje para su hija, sentada a su lado: "Es un gran placer para mi esposa y para mí estar entre ustedes, junto con nuestra hija mayor. Estamos orgullosos de acompañarla en su ingreso a este Consejo, que cumple tan importante función en nuestro estado constitucional democrático", ha dicho.

Amalia, algo nerviosa, ha pronunciado su primer discurso en público: "Gracias, presidente, si puedo llamarte así por una vez, por tus cálidas palabras", ha dicho refiriéndose a su padre. "Es un honor ser recibida por ustedes. Desde ayer tengo, como dice nuestra Constitución, un escaño por derecho propio en el Consejo de Estado. Y eso tiene que ver con la función que me espera. En un futuro lejano, espero. Aunque siempre existe la posibilidad de que podría ser mañana". Y ha recordado a su abuela, la reina Beatriz: "Repito aquí con convicción las palabras de mi abuela que pronunció en 1956: 'Durante mucho tiempo, miembros del Consejo de Estado, me consideraré su alumna. Intentaré ser consciente de mi responsabilidad y ser una buena estudiante'. Gracias, presidente, por presentarme al Consejo y al vicepresidente, agradezco a los miembros la amabilidad con que me han recibido. Gracias".

Después, algo más tranquila, la princesa Amalia ha participado en una pequeña conferencia de prensa, donde ha respondido a las preguntas de los periodistas: "No hay escuela para ser reina, como la hay para ser panadera o abogada. Por eso creo que hay que mirar al pasado ¿Qué se ha hecho antes? Pero también hay que ir con los tiempos. Intentaré dar mi propia interpretación y creo que el Consejo de Estado es un buen lugar para empezar".

Amalia, que ha vivido un año sabático tras acabar sus estudios básicos, ha explicado: "Ahora soy más consciente de lo que significa pertenecer a la realeza. Veo sobre todo que mi padre y mi abuela le han dado una interpretación personal, lo que me emociona y veo en ambos un gran servicio y dedicación. Eso es algo que me llevo". Y ha añadido: "He aprendido mucho y he conocido a gente interesante. Me llevo esas experiencias que también me han servido de crecimiento personal. Pero al igual que mi escuela y mi tiempo de estudio, veo esto como algo privado. Estoy agradecida por la intimidad que se me ha dado en los últimos tiempos".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin