Belleza

El efecto Meghan Markle llega a los tatuajes

La mujer del príncipe Enrique se ha convertido en un ejemplo a seguir en cuestiones de belleza y estilismo. Sus básicos de belleza, dietas y looks se miran con lupa cada día por miles de mujeres en todo el mundo que quieren seguir sus pasos. El llamado Efecto Meghan ha llegado hasta a los tatuajes faciales y son muchas las que demandan pequeñas manchas en la piel para copiar las pecas de Meghan Markle (36).

La duquesa de Sussex está orgullosa de su rasgo de belleza natural. De hecho, nunca ha querido ocultarlo, tal y como confesó Lydia Sellers, la que fuera su estilista antes de casarse con el príncipe Enrique: "Cada vez que la maquillaba, me decía: '¿Podemos asegurarnos de que mis pecas se asoman?' No quiero una tonelada de base", explicó la maquilladora hace unos meses en una entrevista con Refinery29.

Pues bien, parece que no es la única en amar las pecas. Los tatuadores aseguran que desde que Meghan llegó a la Casa Real británica son muchas las mujeres que pasan por sus estudios pidiendo que les tatúen pecas.

Además, este efecto ya ha llegado a las redes sociales, sobre todo en Instagram, hasta el punto de crear una auténtica comunidad de belleza al respecto y donde hay un sinfín de hashtags que rezan #fakefreckles o #tattoedfreckles con los looks de las internautas.

????????love my fake #freckles ??#makeup by @kalelikethesalad #hair by @gonn24

Una publicación compartida de carmen (@carmenbruendler) el

El procedimiento tarda en realizarse aproximadamente una hora. Los resultados inmediatos se asemejan a pequeñas "picaduras de abeja" y las pecas tatuadas parecen mucho más oscuras. Sin embargo, el pigmento se calienta después de un par de meses y deja un efecto bastante espeso que puede durar hasta tres años.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud