Belleza

¿Ya estás en la playa? Repara y protege tu cabello del daño solar

Estábamos todos esperando los primeros rayos de sol como agua de mayo y parece que por fin han llegado el calor y los días en los que poder disfrutar tumbados en una hamaca. Estamos metidos de lleno en Semana Santa y seguro que estarás aprovechando estas jornadas de fiesta para lanzarte a la playa y broncearte para estar ya morena el resto de la primavera. Siempre nos preocupamos de nuestra piel a la hora de tomar el sol, pero hay una parte de nuestro cuerpo igual de importante en estos momentos: el cabello. Proteger tu cuero cabelludo y tu pelo durante las jornadas de playa o piscina es fundamental para un cabello sano y fuerte y que no termine abrasado cuando acabe la temporada.

Usar un sombrero para protegerte o un pañuelo anudado en la cabeza, que además es una de las tendencias de la primavera y los encontrarás en tejidos estampados y colores vivos ideales en todas las tiendas low cost, es una de las mejores cosas que puedes hacer al respecto. Ayudará a que tu cabello no quede expuesto directamente al sol y además te protegerá de una posible insolación si vas a algún lugar con altas temperaturas. Además, es muy recomendable usar algún protector de cabello que contenga al menos protección 30. Aplícalo antes de salir de casa para ir a la playa y vuelve a echártelo sobre el pelo mojado cada dos horas o si tomas un baño más largo. Los cuidados post sol también son importantes. Usar una mascarilla para cabello dañado un par de veces a la semana hará que tu melena 'resucite' y luzca mucho más brillante y fuerte. Además, te proponemos dos productos de última generación y un tratamiento capilar para que este verano no te 'pille el toro' y luzcas melena de celebrity.

1. Sun Protection SPF15 de My organics. Un spray que protege la piel y el cabello de la sequedad causada por el sol, el agua salada y el cloro. Mantiene la suavidad del cabello y previene la pérdida del color. También es útil como producto de peinado para conseguir el 'efecto playa'. Con una elaboración 100% orgánica, está compuesto por aceite de oliva, aceite de argán y karité, libres de DEA, Sodium Laureth Sulphate, parabenos y derivados de origen petroquímico. Cuesta 31 euros.

2. Puro Monoï de Tahití capilar de Hei Poa. El secreto de belleza de las mujeres polinesias es HEI POA, un aceite ancestral elaborado artesanalmente con pulpa de coco y flor de Tiaré, con un aroma único e inconfundible. Monoï significa aceite perfumado en tahitiano. Con un poderoso efecto nutritivo y reparador, el Monoï puro ayuda a proteger los cabellos de la desecación, les aporta brillo y facilita su peinado. Aplícalo en tu cabello durante veinte minutos antes del lavado o bien toda la noche, dos o tres veces por semana para conseguir unos resultados espectaculares y que perduren todo el verano. Cuesta 10 euros.

3. ¿Un tratamiento para proteger tu cabello? Ácido Hialurónico de Alma Luzón cuenta con más de 15 años de experiencia en el mundo capilar innovando en métodos personalizados que se ajustan a las necesidades de cada cabello y preservando siempre la salud del mismo. Su tratamiento de Ácido Hialurónico ha demostrado ser un magnífico protector frente al sol. Protege el pelo con una fina película de moléculas de agua que evitan la deshidratación por frío y calor. No contiene ni formol ni amoniaco. Sus componentes son naturales y garantizan su inocuidad para la salud. Antialérgico, no irrita los ojos ni el cuero cabelludo. Se puede aplicar sobre cabellos vírgenes, teñidos o con alisados anteriores.

Se aplica el ácido hialurónico con un pincel y el tiempo que se deja en el cabello para actuar depende de cada uno, ya que cada cabello es un mundo y habrá algunos más dañados que otros. Más adelante, se aplica una mascarilla que sella el tratamiento con colágeno hidrolizado de origen vegetal, que lo que hace es aportar sustancia capilar dejando la estructura más compacta. Rico en proteínas y aminoácidos que promueven la protección y aportan una película bajo el cabello para sellar las cutículas abiertas, dejándolo brillante y flexible. Para terminar, se hace un trabajo ligero de planchado. Su precio es de 200/300 euros dependiendo del largo y/o cantidad del cabello.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud