elEconomista.es

Día Mundial del Sueño: claves para descansar más y mejor cada día

15/03/2018 - 19:20

Este viernes es el Día Mundial del Sueño, una fecha promovida por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño para concienciar a la sociedad sobre los trastornos del sueño, un problema que ya se considera epidemia global y que amenaza la salud y la calidad de vida de hasta el 45% de la población mundial. A raíz de los problemas para conciliar el sueño en la sociedad, ha entrado en juego un conjunto de normas o costumbres que puedan paliar los efectos del insomnio, y que comúnmente se conoce como Higiene del Sueño.

El pilar fundamental que define las pautas de la Higiene del Sueño es el ritmo circadiano, un ciclo interno de 24 horas gestionado por nuestro reloj biológico y que determina varios patrones, como el del sueño, el de la alimentación, el de los procesos hormonales e incluso el de la temperatura corporal. Comprenderlo es básico para mejorar nuestros hábitos de descanso. ¿Pero cómo lo hacemos? Desde Vanir, marca premium de complementos alimenticios, nos dan una serie de consejos que nos ayudarán a conocer nuestro organismo y mejorar nuestro descanso:

1. Define tu cronotipo. ¿Rindes más por la mañana o por la tarde? El cuerpo es sabio y conocer sus períodos de actividad te permitirán adaptar tu ritmo de vida, influyendo en tu rendimiento laboral y en tu descanso. Más que dormir una cantidad determinada de horas, lo importante es mantener un ciclo constante de vigilia-sueño.

2. Haz siesta siempre que puedas. Una siesta de 30 minutos es ideal para relajar la mente y mejorar nuestra capacidad de concentración.

3. Elige el colchón que mejor se adapte a ti. Es importante no escatimar recursos en un buen colchón que se adapte a tu figura corporal. Si vas a una tienda a probar varios, hazlo siempre en posición lateral o fetal.

4. El ambiente importa, y mucho. Cuanto más sencillo sea el dormitorio, mejor. Es importante evitar la presencia de aparatos electrónicos en él, evitar la entrada de luz y mantener una temperatura de entre 16 y 18º. Y cuanto menos ruido, mejor.

5. Mantén una rutina antes y después de ir a dormir. Es importante mantener hábitos que contribuyan a mejorar el descanso. Evitar tomar sustancias excitantes antes de ir a dormir, como el café, el té, el tabaco o el alcohol, cenar de forma ligera al menos dos horas antes de acostarse y hacer alguna actividad relajante, como la lectura o la música tranquila, siempre beneficiarán el sueño.

6. ¿Y cuando tengo insomnio ocasional? En momentos en los que estamos pasando por una mala época y nuestro sueño nos impide afrontar el día a día de la mejor forma, es una buena opción contar con un complemento alimenticio que ayude no solo a conciliar el sueño, sino a garantizar que sea de calidad. 

El insomnio crónico es un problema que impide el descanso nocturno y es uno de los trastornos de sueño más frecuentes actualmente, ya que más de 4 millones de adultos españoles lo sufren, y entre un 25-35% de la población adulta lo padece de forma transitoria, según los datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Aunque hay varias maneras de clasificar el insomnio según la causa, la duración o la intensidad, es muy frecuente el diagnóstico por su forma de presentación. Así, podemos encontrarnos con insomnio de inicio o conciliación, en el que tardamos mucho tiempo en dormirnos, el insomnio de mantenimiento, en el que no hay problema para conciliar el sueño pero nos despertamos una o repetidas veces a lo largo de la noche, y el despertar precoz, en el que nos despertamos demasiado pronto y no es posible volver a conciliar el sueño.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias







Comentarios 0