elEconomista.es

Kevin Spacey: se filtran las primeras imágenes en la clínica de rehabilitación

14/11/2017 - 14:05

El actor decidió recluirse en una clínica de Arizona (Estados Unidos) especializada en tratar trastornos de adicción al sexo después de ser acusado por numerosas personas de abusos y acoso sexual. Desde que hiciera público un comunicado, el pasado mes de octubre, en el que pedía perdón por sus actos y reconocía su homosexualidad, no se había vuelto a saber nada más de él, hasta ahora.

Fue el actor Anthoy Rapp uno de los primeros en acusarle de haber intentado mantener a la fuerza relaciones sexuales con él en una fiesta cuando solo tenía 14 años. Tras este relato y otros casos que le han señalado, la industria del cine decidió cortar lazos con él, cancelando su Emmy honorífico y su contrato con Netflix.

La compleja situación llevó al oscarizado Kevin Spacey (58) a ingresar en un centro para someterse a una evaluación y tratamiento, tal y como informó su representante. Ahora, el diario US Weekly ha publicado las primeras imágenes del intérprete en el centro The Meadows, una prestigiosa clínica donde se han tratado otros rostros conocidos como el de Tiger Woods, David Duchovny y Michael Douglas por trastornos similares.

En las fotografías, el actor de House of Cards aparece con gafas de sol, gorra y vestido con ropa de deporte. Además, en una de sus manos lleva una esterilla de yoga, ya que tal y como recoge el portal americano, es una de las actividades que pueden realizarse en las inmediaciones. Otras de las tareas que Spacey realiza como parte de su tratamiento es pasear durante el amanecer y llevar animales de peluche a todas partes.

El dos veces ganador del Oscar no es el único que ha ingresado en las últimas semanas en este centro. El productor Havery Weinstein también estaría allí tratándose sobre adicción al sexo, tras recibir decenas de acusaciones, según cuentan los medios estadounidenses.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.