elEconomista.es

Labios agrietados: tres productos para dejarlos perfectos

7/11/2017 - 19:25

El principal problema de los labios en invierno es que se deshidratan con (más) facilidad y aunque hay más humedad en el ambiente, es frecuente que estén agrietados y secos. Por eso, si quieres lucir unos labios como los de Angelina Jolie o Megan Fox, estos productos pueden ser tus mayores aliados.

1. BÁLSAMO LABIAL REPARADOR DE JÚLIA

Elimina las pieles secas de los labios con una suave exfoliación y un delicioso aroma. Repara, nutre e hidrata. Además de conseguir un efecto volumen natural. Su precio es de 10,95 euros y se puede conseguir en www.perfumeriajulia.es

2. BE TRUE LIP TREATMENT DE TATA HARPER

Este tratamiento ayuda a restaurar la vitalidad de los labios. Contiene extractos de lavanda española, que impide la contracción muscular, y de dátil para luchar contra los signos del envejecimiento.

Los lipo-aminoácidos rellenan y reducen la apariencia de las líneas de expresión y los aceites de ruibarbo, açaí y té verde tienen propiedades antioxidantes y protectoras. Una completa fórmula con 17 activos de alta eficacia que tiene un ligero efecto voluminizador. En España sólo se vende en Jc Apotecari (www.jcapotecari.com) y su precio ronda los 30 euros.

3. PHYTO-PIGMENTS LUMINOUS LIP CRAYON 16 CATALINA DE JUICE BEAUTY

También de Jc Apotecari y por 28 euros este lápiz de labios cremoso está formulado con ingredientes orgánicos y es apto para veganos. En vez de colorantes sintéticos lleva pigmentos vegetales y prescinde de los derivados del petróleo para usar manteca de semilla de mango, que suaviza e hidrata los labios como un bálsamo. Incorpora, además, la mezcla de plantas hidratante con glicerina vegetal, jojoba y fosfolípidos y rosa, moringa y daisy eclipta.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.