elEconomista.es

La patata, una nueva aliada para adelgazar

18/10/2017 - 19:22

Has leído bien. Varios estudios han demostrado que la patata puede ser la gran aliada en las dietas. El mito de que es un elemento prohibido en las dietas ha terminado tras confirmarse que la piel de este alimento acentúa que el metabolismo queme la glucosa y ésta no se transforme en grasa.

El problema que se suele tener a la hora de perder peso es que nuestro metabolismo procesa los hidratos de carbono para generar glucosa, que nos permite acumular energía para las actividades diarias.

Sin embargo, en altas concentraciones, el organismo tiende a crear resistencia a la insulina, por lo que nos resulta más difícil mejorar el metabolismo para quitarnos esos kilos de más.

Pues bien, la piel de la patata ayuda a evitar esto ya que contiene clorofluorocarbonos y ácido ferúlico, dos sustancias que mejora el control de la glucosa en sangre. Precisamente, son estas sustancias presentes en la piel de la patata las que mejoran el metabolismo y disminuyen la resistencia a la insulina, por lo que este tubérculo es perfecto para aquellos que quieren perder peso y que tienen los carbohidratos limitados en su dieta.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.