Selena Gómez, la última conquista de Woody Allen

12/09/2017 - 17:41

La cantante se ha convertido en la nueva musa del genial cineasta, que la ha contratado para protagonizar su próxima película. Las primeras imágenes en el set de rodaje han visto la luz y la química entre ambos es más que evidente.

Scarlett Johansson, Mia Farrow, Diane Keaton, Naomi Watts... Todas ellas han caído rendidas a los encantos de Woody Allen (81), que ya tiene una última conquista: Selena Gomez (25). La actriz se ha puesto a las órdenes del cineasta para protagonizar su próxima película, donde compartirá planos con Elle Fanning y Jude Law. La ex chica Disney se ha mostrado encantada con su nuevo 'jefe', al que ya abraza entre bambalinas.

Selena atraviesa una época muy dulce. Tras haberse retirado temporalmente de los escenarios para ingresar en una clínica donde tratar el lupus que padece, ha vuelto al trabajo y ha rehecho su vida sentimental con el rapero The Weeknd. Su relación marcha tan bien que acaban de mudarse juntos a un coqueto apartamento en el centro de Nueva York por el que pagarán un alquiler de 16.000 euros mensuales.

Una publicación compartida de Selena Gomez (@selenagomez) el


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.