elEconomista.es

Lara Álvarez: el vestido perfecto cuesta menos de 50 euros

10/11/2017 - 19:41

La presentadora es una de las mujeres más estilosas en la parrilla televisiva. Cada tarde deslumbra con sus estilismos, el último un vestido lápiz con estampado de labios, escote halter y largo midi. Las aberturas laterales del vestido, junto el corte y el ajustado hacen que sea una prenda perfecta para lograr elegancia y sensualidad. El diseño pertenece a la firma Colcci y aunque su precio original es de 77,43 euros, ahora lo puedes encontrar rebajado por sólo 38,21 euros.

Para acompañar el look utilizó unos salones negros de la firma Uniqshoes. Unos zapatos que tú misma puedes diseñar en su página web, eligiendo el material y los colores de la puntera, cuerpo y tacón. La firma estuvo presente en la pasarela de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid de la mano de la marca The 2nd Skin Co. En este caso, Lara Álvarez (31) optó por el modelo Stiletto Desigual en piel lisa negra y con siete centímetros de tacón. Su precio ronda los 100 euros.

A diferencia de otras presentadoras, la ropa de Lara Álvarez suele ser muy accesible e invierte en los complementos, sobre todo los zapatos y los bolsos de primeras firmas. Unas opciones que la convierten en una de las presentadoras más influyentes en el mundo de la moda, ya que como varias marcas ha confesado la jefa de estilismos de Mediaset España en más de una ocasión "acaba con el stock de las firmas cuando sale en televisión".

Una publicación compartida de Lara Álvarez (@laruka) el


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.