elEconomista.es

Dora Postigo, hija de Bimba Bosé, posa en la última colección de David Delfín

31/10/2017 - 17:14

La joven de 13 años ha tomado el relevo de su madre y ha querido rendir homenaje al diseñador participando en #davidelfinforever, una celebración donde se volverá a poner a la venta, durante un tiempo limitado y en la web del diseñador, las últimas sudaderas, camisetas y pantalones que diseñó el modisto y que ya se lanzaron en otoño de 2016.

David Delfín siempre estuvo muy unido a Bimba y a los hermanos Postigo (Diego fue marido de la modelo y padre de sus dos hijas). De hecho, eran socios de la firma del modisto, por lo que no hay mejor manera de rendirle homenaje que ésta. Dora debuta como modelo vistiendo las prendas más icónicas de Delfín, que habría cumplido 47 años el 2 de noviembre. 

El fallecimiento de Bimba sorprendió el pasado mes de enero a todos sus seguidores y sus hijas, Dora y June (6),  han dado una lección de fortaleza a todos los que apreciaban a la artista y han mantenido la sonrisa y el optimismo que les enseñó su madre. Además de hacer sus pinitos en el mundo de la moda, Dora es una apasionada de la música y ya apunta maneras con el piano y acompañada por su padre, a la guitarra. 

Por su parte, David le dio forma a su última colección unas semanas después de ser intervenido por primera vez de tres tumores cerebrales, uno de ellos inoperable. El trabajo fue uno de sus grandes pilares en los que se apoyó durante los duros meses en los que luchó contra la enfermedad. Ahora, cinco meses después de su fallecimiento, todo su equipo ha decidido volver a rendir un homenaje a su estilo y figura.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.