elEconomista.es

Madrugar, política y reguetón: lo que más cabrea a los españoles

10/04/2018 - 19:15

Ni el máster de Cifuentes, el rifirrafe de las reinas Sofía y Letizia o la primavera fría y lluviosa que está cayendo: lo que más enfada a los españoles es escuchar el despertador y salir de la cama cuando todavía no ha amanecido. Además, los últimos éxitos de Kiko Rivera tampoco nos hacen demasiada gracia...

Madrugar es, con diferencia, lo que más enfada a los españoles. En concreto, 3 de cada 10 (un 36% en total) así lo aseguran. Le siguen la política con un 12% y el reguetón con un 10%. El jefe y el fútbol (con un 10%) se cuelan también en el Top 5 de los aspectos que más cabreo generan en el día a día, según los datos de la última campaña realizada por Burger King.

La compañía pidió a sus consumidores que explicaran qué era lo que más les enfadaba a diario. Tras seleccionar los resultados por comunidades, se puede afirmar que los temas que más enfadan, además de madrugar, son la política y el fútbol en Madrid; los temas políticos y la relación con el jefe en Cataluña, Navarra, La Rioja, Murcia, Canarias y Baleares.

Por su parte, los asuntos políticos y la programación de televisión es lo que más enfado provoca en Andalucía, mientras que el reguetón y la política lo son en la Comunidad Valenciana. En Castilla y León, Asturias o Galicia los principales temas son reguetón y otros aspectos personales. En Extremadura son la política y las hamburguesas a la plancha.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.