elEconomista.es

Puerros, sandía, atún.... Los alimentos afrodisíacos más desconocidos para combatir la ola de frío

30/11/2017 - 20:03

Todo el mundo sabe que alimentos como el chocolate o las fresas aumentan el nivel de deseo, excitación y satisfacción sexual. ¿El motivo? Contienen sustancias estimulantes como la cafeína, la teobromina y la fentlentamina. Ellos son los más famosos, pero no son los únicos. Hay alimentos altamente afrodisíacos mucho menos conocidos que también elevan la líbido al séptimo cielo.

Berro

Con vitamina C y B9, previene el cansancio y la fatiga, y contribuyen a una adecuada función psicológica y despierta el apetito sexual. En Grecia, de hecho, se utiliza para la concepción de bebés.

Atún

Con vitaminas B3, B6 y B12, implicadas en multitud de procesos del sistema nervioso, esenciales para mantener un buen estado de ánimo y dotarnos de energía, incluida la sexual.

Alcachofa

Mejora el sistema digestivo gracias a la inulina, un tipo de fibra prebiótica que favorece la flora intestinal. Es esencial para las digestiones pesadas.

Puerro 

La presencia de esteroides en el apio, cuyo olor sutil influye en el cerebro, actúa estimulando la atracción del sexo opuesto.

Sandía

Contiene un aminoácido llamado citrulina, que una vez en el organismo se transforma en otro aminoácido, arginina, que favorece las erecciones.

Aguacate

La vitamina B6 que contienen ayuda a producir serotonina, hormona del bienestar. Como además rebosan de vitamina E, estimulan la producción de testosterona.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.