elEconomista.es

Las mujeres pierden el deseo sexual hacia su pareja al año de relación

4/10/2017 - 10:19

Las mujeres pierden el interés sexual por su pareja al año de relación, según concluye un trabajo científico que se acaba de publicar.

Un estudio publicado en la revista British Medical Journal ha analizado los factores que llevan al hombre y a la mujer a perder todo o parte del apetito sexual tras un tiempo de convivencia durante las relaciones de pareja. Según los investigadores, tanto ellos como ellas sufren una pérdida del interés sexual después de estar alrededor de un año con su pareja. Las mujeres son las más propensas a perder el interés por el sexo. En concreto, un 34% de las encuestadas admitieron perder la libido durante este periodo de tiempo por sólo un 15% de los varones preguntados. En los hombres, esta falta de apetito sexual es más acentuada entre los 35 y los 44 años; y en las mujeres, entre los 55 y los 64. La menopausia, según los investigadores, no fue un factor decisivo en este último caso.

Investigadores del Centro de Investigación en Salud Sexual de la Universidad de Southampton (Reino Unido), encabezados por Cynthia A. Graham, evaluaron a 4.839 hombres y 6.669 mujeres de entre 16 y 74 años que participaron en la Encuesta Nacional de Actitudes y Estilos Sexuales.

El estudio explicaría que la estructura social en la que se basa la sociedad occidental, es decir, a la llamada familia estable con matrimonios de larga duración, no funcione. Ahora los científicos han hallado los porqués de que esa convivencia traiga consigo muchos problemas y que no todas las parejas sean capaces de superar.

El Consejo General del Poder Judicial ha hecho público un dato que apoya lo anterior: en los últimos 15 años el número de divorcios se ha triplicado en España. Los motivos que subyacen son diversos, pero uno de los más habituales suele ser la falta de sexo.

Por cierto, que según el estudio recién divulgado, son las mujeres las que llegan a aburrirse antes de sus relaciones sexuales, a veces durante los seis primeros meses. La falta de competencia sexual de la pareja, haber estado embarazada durante el último año o haber tenido uno o más niños pequeños se encuentran entre los principales motivos . Según este trabajo, las mujeres que habían tenido varias parejas durante el último año eran menos propensas a perder el apetito sexual. La falta de comunicación, los bajos estados de ánimo, la monotonía o la falta de conexión durante el sexo son las principales causas que esgrimen hombres y mujeres para justificar su falta de interés.

También el cuidado de los niños, que a menudo no resulta equitativo entre los dos miembros de la pareja, y suele recaer en las madres, genera situaciones de estrés diario que afectan al funcionamiento sexual en las mujeres más que en los hombres.

Cynthia A. Graham, responsable del estudio, cree que los resultados de este estudio podrían ayudar a tratar la falta de deseo sexual sin recurrir a fármacos. Citan a la flibanserina, un medicamento para tratar la falta de deseo sexual en la menopausia, como uno de los hallazgos recientes más relevantes como solución farmacéutica razonable.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 2

#1
05-10-2017 / 12:16
EGO SUUM
Puntuación 5   A Favor   En Contra

TENDREMOS QUE IR ROTANDO..... A LOS HOMBRES NOS PASA LO MISMO PERO A LOS TRES MESES

#2
05-10-2017 / 18:13
pepitogrillo123
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Por eso es por lo que las pocas mujeres decentes que quedan dicen que está muy mal el mercado, sobran golfas a las que echar un polvo, lo que faltan son mujeres decentes y fieles, por eso los hombres prefieren una golfa cada día, sin más complicaciones, eso es lo conseguido por tanta igualdad cacareada, las mujeres de hoy son mucho más golfas que los hombres, ver para ceer.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.