Al rico plátano, el favorito de Pilar Rubio

28/08/2017 - 19:47

Sabemos que la mujer de Sergio Ramos tiene un cuerpazo trabajado a base de deporte y una dieta sana. Ahora, la actriz ha desvelado un alimento fundamental en su cocina para conseguir su envidiada figura: el plátano.

Pilar Rubio (39) es una gran seguidora de plátanos y bananas, que ayudan a cuidar su alimentación y a recuperarse tras los duros ejercicios que practica a diario. Ella misma lo ha desvelado en su blog y ha explicado algunas de las propiedades que ofrece esta fantástica fruta: "La diferencia entre el plátano y la banana es prácticamente su procedencia, su forma y sus características morfológicas. Los plátanos suelen ser de menor tamaño, tanto en peso como en longitud", explicaba la madre del pequeño Marco y Sergio.

¡Nuevo post en mi blog! Descubre las propiedades de una de las frutas más completas. LINK EN BIO // New post! LINK IN BIO. ????@davidprades_photo

Una publicación compartida de Pilar Rubio (@pilarrubio_oficial) el

Y añadía: "Mucha gente la llama 'la fruta feliz' porque dicen que combate estados de ánimos como la tristeza y la depresión. Tengo un amigo que siempre está de buen humor y ¡dice que es porque toma un plátano al día!". Quizá por eso Pilar esté tan guapa y alegre, tal y como la hemos podido ver recientemente celebrando su aniversario con el futbolista con un romántica cena en un restaurante o luciendo un bañador, curiosamente estampado con bananas.

Además, la actriz no es la única fan de este alimento que ayuda a hidratar y favorecer la recuperación muscular, sino que los ángeles de Victoria's Secret como Stella Maxwell o Alessandra Ambrosio también se declararon adictas a esta fruta por su gran cantidad de propiedades.

Un plátano de unos 100 gramos contiene aproximadamente 100 calorías, 1 gramo de proteína, 25 gramos de hidratos de carbono y menos de un gramo de grasa. También contiene 3 gramos de fibra y es rico en vitaminas B6 y C, ácido fólico y minerales, como el magnesio y el potasio. Eso sí, hay que comerlo durante día y nunca por la noche, ya que no quemaríamos sus calorías y por tanto, nos ayudaría a engordar.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.