Cómo tomar el sol en la hamaca sin que te duela la espalda

6/07/2017 - 19:16

Ya están aquí las deseadas vacaciones, pero los dolores de espalda no descansan en estas fechas. Las posturas que adoptas cuando estás tumbado y relajado en una hamaca son muy importantes para evitar estropearnos el tiempo de ocio con molestias y dolores innecesarios.

Durante años nos han enseñado cómo y cada cuanto debemos extendernos la crema, cuál es el mejor factor de protección solar o qué hacer si nos pica una medusa, y aunque este verano es muy probable que te tumbes al sol y te relajes en una hamaca, nadie ha hablado hasta ahora de la importancia de mantener una buena postura cuando estamos relajados en una hamaca y cómo una mala práctica nos podría arruinar el verano.

Tras una larga trayectoria como quiropráctica, Roser de Tienda conoce la importancia de tener una columna cuyas vértebras estén alienadas, para que no interfieran en el correcto funcionamiento del sistema nervioso. Con la llegada del verano aumenta la afluencia de pacientes con dolor de espalda a las consultas como consecuencia de una mala postura, un desgarro o una mala práctica de una actividad a la que no estamos acostumbrados.

Muchos pasarán horas durante este verano tumbados en hamacas y por ese motivo la experta ha decidido compartir una serie de consejos para cuidar la salud de nuestra espalda, aunque estemos de vacaciones. "Escoge una hamaca rígida mejor que una de tela. En estas últimas te hundes y sobrecargas la zona lumbar. Además, te recomiendo que busques un buen apoyo para la cabeza y el cuello. Apoyar correctamente la cabeza puede aliviar o empeorar el dolor o la curvatura cervical", aconseja Roser.

Las malas posturas pueden acabar pinzando algún nervio provocando mareos, dolores de cabeza, ciáticas, o hernias discales. "Si te bañas y te tumbas en la hamaca o en la arena ten en cuenta que debes evitar que las toallas o la arena estén muy calientes porque aumenta la inflamación de tu cuerpo si tienes artrosis. O que estén muy húmedas porque empeora las protusiones o las hernias discales. Además, es recomendable no pasar mucho tiempo boca abajo para no favorecer la sobrecarga de la lordosis lumbar".

Cuidar la columna es sinónimo de salud, tanto física como emocional, por eso la quiropráctica puede ayudar y es determinante en el desarrollo físico y emocional de una persona. Otros cuidados que debemos tener a la hora de disfrutar de la playa y de las vacaciones son levantar la zona de las piernas para favorecer la circulación venosa, y junto a los baños de mar, mejorar las varices. Todos creemos que el verano, lejos de la oficina y las pantallas del ordenador será sinónimo de salud, pero si uno no se cuida puede poder volver peor de lo que se ha ido.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0