Medita para fortalecer el corazón

10/04/2017 - 19:54

Las famosas se apuntan cada vez más a clases de yoga y mindfulness para conseguir relajar cuerpo y mente y llevar una vida más sana por dentro y por fuera. La meditación mejora además la salud de nuestro corazón y puede reducir en un 48 por ciento el riesgo de mortalidad, sufrir un infarto o un ictus en pacientes con enfermedades coronarias.

De acuerdo con los estudios publicados durante la última década por la Fundación Española del Corazón (FEC), meditar reduce la presión arterial y disminuye el estrés y la ansiedad. Además, ayuda a cuidar nuestra salud cardiovascular. De acuerdo con los estudios publicados por La Fundación Española del Corazón, la meditación es una práctica que ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, reduciendo a casi la mitad el riesgo de padecer un infarto y un ictus. Algunas webs como la de Mundo Pránico facilitan el acceso a esta práctica con una aplicación gratuita en la que nos ayudan a orientar el desarrollo de esta técnica.

Los beneficios de meditar son ampliamente conocidos. Esta práctica reduce el estrés, la presión arterial y disminuye la ansiedad. Meditar ayuda a cuidar la salud de nuestro corazón. La meditación puede cambiar y mejorar la calidad de tu salud de vida. "Además de todos los beneficios psicológicos y físicos que la meditación otorga a quien la practica, también nos ayuda a desarrollar actitudes como la empatía y la compresión que nos serán muy útiles en nuestro día a día", asegura Marta Puig, fundadora de Mundo Pránico.

"Nosotros proponemos un viaje de 21 días en el que está previsto que participen más de 15.000 personas de todas partes del mundo. Los científicos indican que para crear un nuevo hábito se necesita que lo practiques durante un mínimo de 21 días. Si aceptas el reto, puedes crear las bases para una práctica de meditación para toda la vida", afirma Puig.

Más de 15.000 personas se han apuntado al grupo de Facebook vinculado a este reto, que es gratuito y estará supervisado por profesionales de la meditación y tiene como objetivo ayudar al bienestar integral de aquellas personas que se sumen. Porque el hábito de meditar es sencillo, pero al mismo tiempo, profundamente transformador: es la revolución silenciosa de nuestros días.

Para meditar uno necesita buscar un lugar tranquilo, apagar el móvil, colocarse en una posición cómoda, cerrar los ojos y concentrarse en su respiración, intentando no pensar en nada más. El objetivo es que el mundo, a tu alrededor, desaparezca mientras nos relajamos y centrarnos en nosotros mismos.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.