Besos de película para celebrar el Día del Beso

10/04/2017 - 18:23

El 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso, una fecha que nació con motivo del beso más largo de la historia que duró 58 horas en un certamen tailandés que se celebra anualmente, y en el que hoy en día se anima a personas de todo el mundo a besar a sus seres queridos. Para saludar a otra persona o demostrar cariño, ya sean en la mejilla, en la frente o en la boca, los besos son el lenguaje universal del amor. Además, tienen beneficios para la salud como el aumento de autoestima, la reducción de los niveles de estrés o la segregación de las hormonas de la felicidad, entre otras cosas. Para conmemorar este día, hemos seleccionado algunas de las curiosidades de los besos de película que nos ha dejado la pequeña y la gran pantalla en los últimos tiempos.

1. El lobo de Wall Street. Leonardo DiCaprio se puso tan nervioso cuando tenía que besar a Joanna Lumley que tuvieron que repetir la escena 27 veces hasta obtener una toma buena. Al parecer Joanna Lumley quedó encantada y calificó el hecho de besar al actor como algo 'adorable'.

2. Stranger Things. El primer beso puede resultar un tanto extraño y más cuando tienes delante a todo un equipo de rodaje. Esto lo debió pensar Millie, la actriz que encarna a Once en la serie de Netflix Stranger Things, que llegó a declarar cómo se sintió ante este hecho. "Fue desastroso porque todo el mundo estaba mirando atentamente, incluso mi padre. De hecho, los hermanos Duffer, los creadores de la serie, nos mandaban a cada instante el emoji de beso", reveló la actriz británica.

3. Piratas del Caribe, El cofre del hombre muerto. El beso de Elizabeth Swanny Jack Sparrow no aparecía en el guion de Johnny Depp, por lo que la reacción de sorpresa del actor fue totalmente natural y auténtica.

4. El secreto de Adaline. Los besos al comenzar el año nuevo en Estados Unidos son una tradición extendida y muy romántica, y la protagonista de este filme es partícipe de esto. Aunque no se conoce bien el origen de esta práctica, existen explicaciones para todos los gustos. Una de ellas sitúa esta tradición a comienzos de la época romana, ya que durante el festival de Saturnalia (próximo a fin de año) todos los asistentes se besaban. Consideran que no dar un beso justo después de las doce de la última noche del año podría acarrear 365 días de soledad.

5. Lo que el viento se llevó. La actiz Vivien Leigh, que dio vida a la popular Escarlata O?Hara en la película, confesó que odiaba besar a Clark Gable en el rodaje debido al mal aliento del actor, probablemente ocasionado por la dentadura postiza que llevaba por ser un fumador empedernido. Al parecer, el actor fumaba tres paquetes de cigarrillos cada día, aunque Vivien Leigh también era una gran fumadora, alcanzando los cuatro paquetes diarios.

6. Lost in Translation. El beso entre Bill Murray y Scarlett Johansson al final de la película no estaba en el guion sino que fue un 'momento' que surgió espontáneo entre los dos intérpretes.

7. Cuando menos te lo esperas. Los besos improvisados suelen ser los más reales en las películas. Así lo debió considerar Diane Keaton, ya que el momento en el que su personaje Erica besa a Harry en la escena exterior del restaurante de Nueva York fue una improvisación que nació de la propia actriz. Nancy Meyers, directora de la película, decidió usar esta escena en el montaje final de la película.

8. Entrevista con el vampiro. Kirsten Dunst, la niña protagonista en Jumanji, dio su primer beso a Brad Pitt con tan sólo 12 años, a pesar de que había una diferencia de edad de 18 años entre ellos. La actriz confesó en una entrevista que la escena le había hecho sentir incómoda.

9. Noche de fin de año. Hay escenas que no salen bien a la primera. Jake T. Austin y Abigail Breslin se tuvieron que besar en más de 15 ocasiones hasta que consiguieron la escena correcta.

10. Los Goonies. El actor Sean Astin (Mikey) tenía tan sólo 13 años cuando debutó en la gran pantalla por lo que no es de extrañar que estuviera emocionado por besar a otra actriz en un rodaje. Sin embargo, Kerri Green, actriz que interpretaba al personaje de Andy, era mayor que él en la vida real y estaba preocupada por si era el primer beso del chico y éste quedaba 'traumatizado' de por vida.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.