elEconomista.es

Don Felipe tendrá que usar gafas, Leonor es zurda y don Juan Carlos ha menguado

27/01/2018 - 0:15

La princesa de Asturias es zurda, el Rey pronto utilizará gafas de cerca, don Juan Carlos es más bajito a los 80 años, y la Reina vivió en 2017 el mejor año de su vida como embajadora de España en el mundo. A éstas y otras conclusiones llegamos tras observar el vídeo que la Casa Real difunde con motivo del 50 cumpleaños de don Felipe.

Cuentan que hace muchos años, el día que la reina Isabel II de Inglaterra dejó que las cámaras de la BBC entraran en la cocina de Buckingham Palace, donde Su Majestad demostró habilidad para hacer un bizcocho, el aprecio del pueblo por la monarquía cayó en picado. El documental de 1 hora y casi 25 minutos, creado y difundido con motivo del 50 cumpleaños de Felipe VI, se cuida mucho de penetrar en intimidades de la Familia Real que puedan asemejarla demasiado a la gente corriente. El pueblo quiere que los reyes sean diferentes, que marquen distancias, que siempre nos quede misterio por descubrir. El reportaje no es solo un resumen de la actividad oficial de los reyes a lo largo de 2017, un ejercicio lleno de acontecimientos después de la inquietante parálisis de la etapa anterior, en la que la incertidumbre política dejó a España en un paréntesis donde todo era provisional.

La agenda real quedó paralizada, viajes de estado anulados, poca presencia incluso dentro del país. Hasta que por fin las cosas volvieron a su sitio y los reyes a su misión de ser los más importantes embajadores del país. Los reyes son humanos, sí. Tienen dolor de cabeza, se duchan y hasta seguramente discuten, pero no hace falta visualizar sus debilidades.

El documental está cuidadosamente medido para glosar con imágenes y sonidos un balance entre la vida oficial, el protocolo y la parte humana de los personajes, de los que se da una pincelada familiar en los últimos 12 minutos de la casi hora y media de duración.

Así, vemos que Leonor, que por lo visto es zurda, ya que coge la cuchara con la mano izquierda, y hace aspavientos propios de una niña de su edad porque la sopa de la comida está ardiendo y casi se quema. A su padre le hace gracia el momento, y su hermana Sofía se muere de risa. Y ahí se acaba la secuencia. La futura reina de España corre peligro de quemarse la lengua, la gente estará encantada que no sea tan perfecta. Pero vayamos por partes.

En el repaso de 2017, don Felipe ejerce en solitario apenas en algunos actos. Una visita a Canarias para un Foro Turístico donde, por cierto,   la cámara le acompaña dentro del coche que le lleva y se ve que el rey va leyendo los folios del tema del viaje, y aunque los párrafos están subrayados en amarillo, frunce el ceño, gesto que indica que muy pronto se pondrá gafas para ver de cerca, salvo que se opere. Lógico a sus 50 años.

También visita a los Guardia Marinas en Galicia y lo hace en compañía de don Juan Carlos: el rey emérito no podía estar ausente del documental. Bastante le ignoraron cuando se celebró el aniversario de la Constitución y llovieron las críticas por apartarle de la ceremonia. En las imágenes se observa que don Juan Carlos ha menguado, como le ocurre a la gente de 80 años. Entre don Felipe y su padre la diferencia de estatura era de 9 centímetros: medían 1,97 y 1,88 centímetros respectivamente. Ahora el hijo le saca la cabeza.

Hay otro viaje en solitario del rey. Se trata de una visita a Jordania. ¿No fue Letizia para evitar las (odiosas) comparaciones con Rania, porque para la prensa femenina de todo el mundo ninguna otra reina o princesa la supera? El caso es que la imagen de don Felipe sentado junto a Rania en un acto oficial dura apenas unos segundos. La reina jordana no tiene protagonismo alguno. La sucesión de actos oficiales, audiencias y viajes, el contacto con multitudes a las que los reyes saludan, estrechan manos y se dejan hacer fotos, da una cierta sensación de agobio, casi de compasión por una tarea tan intensa y a veces rutinaria. En todo caso, al Rey se le ve siempre atento y cercano con la gente, con la que habla y por la que pregunta. Felipe VI mira a los ojos y sonríe. Letizia pasa más de largo, es más mecánica, marca distancias, tiene prisa. Quizá se deba a estar voluntariamente en un segundo plano y a que deja todo el protagonismo para su marido. Don Felipe es un perfecto profesional que domina la escena, parece contento con lo que hace, habla bien cuando improvisa, conoce los temas. Lo cierto es que a los dos se les ve contentos cuando están cerca de gente joven. Sobre todo si son niños: en ese caso la reina deja de marcar distancias, coge a un bebé en brazos y parece encantada, como los adolescentes a los que encuentran en el museo de El Prado mientras una profesora les explica un cuadro. O unos estudiantes porque han ganado un viaje de estudios. Los reyes apuestan por las nuevas generaciones y les gusta esa juventud responsable, inquieta y brillante.

El año 2017 fue el del triunfo internacional de Letizia. Los reyes viajaron a Japón, un destino importante para las empresas españolas y nuestra economía, aplazado anteriormente por cuestiones políticas, una visita de estado que fue un éxito. Además, la imagen se puso de parte de los reyes. La estatura del Rey y de su esposa, al lado de los pequeños Aki Hito y la emperatriz, les daba una ventaja extraordinaria.

Pero fue en el Reino Unido donde triunfaron de forma rotunda. El Rey hizo un excelente discurso en el parlamento de Westminster con perfecto acento británico.Y Letizia, que vistió con mucha elegancia, sin esas sorpresas estilísticas que nos da de vez en cuando, mereció la portada del Times.

Leonor y Sofía entran en escena casi a la hora y cuarto de vídeo, en el minuto 1.13.57.Siempre ha habido quejas de la escasa visibilidad de las hijas de los reyes, a las que apenas se las ve tres o cuatro veces al año. Esta vez la princesa de Asturias y la infanta Sofía hablan, se ríen, transmiten adoración por su padre, y viceversa, y protagonizan escenas de familia. Las niñas están atentas al discurso de Navidad del Rey y  entran en la sala donde se graba la intervención de don Felipe. En una interrupción, la Reina, les dice a sus hijas que vayan a darle un beso y se interesa por cómo va la grabación. Leonor y Sofía besan su padre a distancia porque lleva maquillaje y a todos les hace gracia el momento. Cuando entran en la pequeña habitación donde están los técnicos de Televisión Española, Leonor mira a cámara y les dice: "Esto no va a salir, ¿verdad?". "Ya veremos",contesta su madre con humor, mientras les recomienda: "Hablad bajito". Buen consejo.

Es durante la grabación del discurso de Navidad del Rey cuando las niñas entran en escena. La primera en hacerlo es Leonor, de rojo. Después es el turno de la infanta Sofía. Ambas le dan besos a su padre a cierta distancia (el maquillaje...).

También aparece Letizia, que dice a sus hijas que saluden y pregunta a su marido: "¿Cómo va?", a lo que su esposo responde: "Llegando al final". "¿Te va a salir bien?, pregunta una de las niñas y su padre confirma: "Sí". 

Letizia y sus hijas se retiran del lugar y antes de marcharse la Reina dice: "Ven Sofi", al tiempo que ayuda a quitarse el abrigo a su hija. Las tres van a seguir el resto del discurso desde otra sala. Leonor, entonces, pregunta a los cámaras: "¿Pero esto no lo vas a poner, no?". 

Letizia y sus hijas siguen el discurso de Felipe VI abrazadas. Antes, juegan con el monarca e incluso masajean su espalda-cogote cariñosamente.

Tras el discurso, Letizia dice a las niñas que vayan a besar a su padre: "Entrad a darle un beso". Ellas acuden veloces a su encuentro. Juegan con él y comparten confidencias. Después, el Rey ve la grabación con la heredera a la corona, Leonor. 

El vídeo se traslada después hasta el pasado 10 de enero y muestra la salida de los Reyes y sus hijas hacia el colegio Santa María de los Rosales.

Primero bajan las escaleras de su hogar Letizia y Sofía, después Felipe VI y Leonor: "¿Todo listo?", pregunta el Rey. "Sí", responde la primogénita. La familia se encuentra en el hall y Letizia aconseja a sus hijas abrigarse bien. Luego todos se montan en el coche. 

Ya en el vehículo, la familia conversa y Letizia pregunta a sus hijas por los exámenes que tienen. Leonor no se acuerda de la hora del suyo. También hablan sobre los profesores y la princesa muestra a sus padres que se sabe al dedillo la tabla periódica y la recita. Sus padres la felicitan: "Muy bien, te lo sabes fenomenal". 

En otro momento 'Real', Felipe, Letizia y sus hijas disfrutan de un almuerzo familiar en su residencia.

Al comienzo, Felipe pregunta a Letiza: "¿Qué tenemos para comer?". "Sopita", responde Letizia. Sofía se ríe: "¿Por qué te ríes tanto?", le dice su padre y ella contesta: "Es que me hace gracia". Sofía, de la mano de su padre, le cuenta los exámenes que le quedan por hacer. Conversan tranquilamente mientras comen cuando, de repente, Leonor se quema la lengua con la sopa: "Pero sopla, Leonor, hija", le dice su madre. Ella pide disculpas ante la risa de Sofía. En otro momento, Felipe planea con su familia dar un paseo por el campo por la tarde. Letizia, además, habla con Sofía sobre una obra de teatro que va a interpretar en su colegio. Felipe, cierra el vídeo, diciendo a su hija: "Es complicado revertir las emociones en el escenario, imagínate los actores...".

En el vídeo, también aparecen varios minutos que muestran el viaje de Estado de los Reyes a Inglaterra y su encuentro con Isabel II y su marido, Felipe de Edimburgo.

Primer encuentro de Letizia con Isabel II durante el viaje de Estado de los Reyes a Reino Unido.

Todos sonríen ante una ocurrencia de la reina de Inglaterra.

Otros destacados momentos del vídeo

Letizia acaricia a un bebé en la Inauguración de la XXIX edición de AGROEXPO mientras es aclamada por unas señoras: "Qué bonita eres", le dicen. 

Durante su viaje a Japón, los Reyes viajan en tren con los emperadores. 

El Rey bromea con la prensa en el Acto conmemorativo del 300 aniversario de la creación de la Compañía de Guardias Marinas. A su lado, sonríe Don Juan Carlos. 

Felipe VI se lo pasa en grande con un grupo de niños en su visita al Museo Nacional del Prado acompañado de Letizia. 

Don Felipe charla con unos niños que les esperan con banderas de España y les pregunta su edad. 

La Reina se disculpa con unas mujeres por no haberlas saludado durante la visita a las instalaciones del Servicio Telefónico 016 de Atención a Víctimas de Malos Tratos por Violencia de Género. Animada por el Rey, ambos terminan dándoles los buenos días y estrechando sus manos con ellas. 

Letizia y Felipe visitan Poreñu, el Pueblo Ejemplar de Asturias del último año. Durante su estancia allí, la Reina se muestra especialmente cariñosa con un niño que va vestido con la ropa típica del lugar: "¡Ay, qué guapo está! ¡Qué rico! ¡Qué simpático!", dice la mujer del Rey.

Felipe, pensativo en un traslado en avión militar en Gran Canaria. 

El Rey mira emocionado una imagen suya de juventud, también en terrenos canarios. 

Felipe VI estudia en su coche el discurso que después ofrecerá en el V Foro Internacional de Turismo, en Maspalomas Costa Canaria.

El Rey, tranquilo y sonriente instantes antes de su tradicional discurso de Nochebuena. 


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 7

#1
27-01-2018 / 21:04
Puntuación 1   A Favor   En Contra

¡¡¡¡¡¡¡Que drama,tiene que usar gafas,es una gran desgracia!!!!!!!!!. Que pena el pueblo español ´va a llorar mucho.Cuanto lame culos hay Diós mio.

#2
28-01-2018 / 02:15
pagafantas
Puntuación -4   A Favor   En Contra

eltitulo está para un ondas.menguandojajajaja

a veces pedrozanchez lleno de ollin le da consejos a felipe en lasconsultas diciendole 'patron hay tiempo de decicarse a lamonarqia pero el tiempo qe usted no pasa con sus hijas en familia es un tiempo qe no se devuelve, pronto esas pajaritas creceran y dejaran el nido.'

x)justo cuando pasaban lanotacorafon ésta la pase al avance de mazeruner y como qe cada momento de la nota iba a laperfeccion con las imagenes delapelicula.

#3
28-01-2018 / 10:57
TumTumx
Puntuación -1   A Favor   En Contra

Me hace gracia esta frase:

"Cuentan que hace muchos años, el día que la reina Isabel II de Inglaterra dejó que las cámaras de la BBC entraran en la cocina de Buckingham Palace, donde Su Majestad demostró habilidad para hacer un bizcocho, el aprecio del pueblo por la monarquía cayó en picado".

En esta frase se puede ver como es la gente, porque si la Reina de Inglaterra no supiera hacer nada en la cocina, dirían que es una inútil, y dirían que no duraría ni un día fuera del palacio en la vida real, hace bien en hacer lo que hace la mayoría de la gente en su país, lo cierto es que a lo mejor los que la critican se avergüenzan de no saber hacer algo en la cocina, otro día un pavo relleno, y un pudding de carne, y dejará a todos atónitos, por lo menos se ha molestado en aprenderlo.

La gente critica todo.

#4
28-01-2018 / 14:34
fernando
Puntuación 1   A Favor   En Contra

¡Ah!, yo creía que los de sangre azul eran inmunes a deficiencias oculares. No me acostaré sin saber una cosa más, oiga...

#5
28-01-2018 / 14:42
fernando
Puntuación 2   A Favor   En Contra

Con la somatotropina desde el biberón mucho se crece, oiga; pero sólo de estatura....

#6
28-01-2018 / 19:04
Puntuación 2   A Favor   En Contra

Gracias. Tenia miedo de no poder dormir sin esta información de gran valía para mi vida del día a día.

#7
31-01-2018 / 00:23
VICENTE
Puntuación -1   A Favor   En Contra

Es un honor contar con un cabeza de estado con es Felipe, lo único que funciona bien y no le falla a este país. Espero que reine por muchos años.