elEconomista.es

Windsor quiere echar a los mendigos antes de la boda del príncipe Enrique

8/01/2018 - 14:53

El próximo 19 de mayo, el nieto real y su prometida Meghan Markle (36) se darán el "sí, quiero" en uno de los mayores eventos del año. Por lo que parece, los preparativos ya han comenzado y no están exentos de polémica: las autoridades locales de la ciudad inglesa de Windsor defiende un plan para erradicar de las calles a los mendigos antes de la boda Real.

Las asociaciones que ayudan a los 'sintecho' han mostrado su indignación ante el mensaje del primer edil del municipio de Windsor, Simon Dudley, quien ha dicho que la localidad sufre una "invasión de indigentes" que puede dañar la imagen ante los miles de visitantes que acudirán al evento. 

Además, los medios británicos han difundido una carta que Dudley envió a la policía local en la que le solicitaba medidas contra los mendigos quienes, según él, son agresivos, intimidan a los viandantes y ensucian las calles con bolsas y demás residuos. 

Por si fuera poco, el político ha continuado añadiendo que muchas de las personas que se encuentra sin hogar "no son realmente mendigos" y considera que dormir a la intemperie es una "opción voluntaria que ellos han tomado". 

Ante estos polémicos comentarios, la primera ministra Theresa May (61) ha querido mostrar su opinión y se ha mostrado en contra de desalojar a los indigentes: "No estoy de acuerdo con los comentarios que ha hecho el líder municipal. Los ayuntamientos deben trabajar duro para asegurarse de que proporcionan alojamiento a la gente sin hogar". 

El Windsor Homeless Project tiene registradas alrededor de 60 personas indigentes en la localidad inglesa que el próximo mes de mayo será el centro de atención ante la boda Real. El príncipe Enrique (33) y Markle sellarán su amor en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor, una de las residencias de la reina Isabel II (91). 


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0