elEconomista.es

Carlos de Inglaterra: todo listo para ser Rey en 2018

7/11/2017 - 9:27

A una semana de cumplir los 69, la agenda del Príncipe de Gales está cada vez más llena. El próximo domingo se encargará de presidir el tradicional acto frente al Cenotafio de Londres, una labor que hasta ahora ha llevado a cabo su madre, Isabel II (91). Un cambio de rol que, sumado al escándalo de los Paradise Papers, ha generado los rumores del llamado 'Project 70'.

A través de este plan, tal y como adelantaron los medios ingleses este verano, Carlos de Inglaterra irá adquiriendo más responsabilidades y estará al frente de más actos institucionales hasta que cumpla los 70 años, es decir, hasta el año que viene. A partir de ese momento, estará listo para ejercer su papel como Rey de Inglaterra.

La reina Isabel estaría a punto de cumplir los 95 años, edad a la que planea abdicar, según fuentes del Buckingham Palace. Ahora, con Carlos al frente del acto en el Cenotafio el próximo fin de semana, muchos piensan que el Project 70 ya está en puesto en marcha. La reina también asistirá al acto, pero se mantendrá en un segundo plano, algo poco habitual.

Al parecer, el caso de los Paradise Papers, donde aparece el nombre de su Majestad, habría acelerado el proceso de relevo. Según esto, Isabel II ha invertido 13 millones de euros en fondos de inversión domiciliados en paraísos fiscales. Una acusación que ensuciaría la imagen de la Casa Real Británica y que llevaría al príncipe de Gales a convertirse en Rey antes de lo previsto. Además, el pueblo británico ya ha aceptado la relación entre Carlos y Camilla, por lo que cuenta con su apoyo. 


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.